Defensa rinde homenaje a 19 milicianos fusilados

Los restos reposan en un panteón municipal en Melegís

Un momento del funeral de los milicianos, al que asistió el coronel Díaz Ripoll.- M. ZarzaLos restos de 19 milicianos republicanos fusilados en 1937, que durante décadas han permanecido en una fosa de una finca de Melegís, una pedanía de El Valle (Granada), reposan ya en un panteón que el Ayuntamiento de la localidad ha construido para tal fin. Un representante del Ministerio de Defensa asistió ayer tarde al funeral. Eran "soldados españoles", manifestó el coronel del Ejército del Aire Juan Antonio Díaz Ripoll, subdelegado de Defensa en Granada. El ministerio atendió la petición d el Ayuntamiento. No hay constancia de la asistencia de un representante de las Fuerzas Armadas a un acto similar.

Los vecinos de la pedanía se sintieron ayer un poco más aliviados. No se sabe el nombre de los milicianos, todos varones y menores de 35 años que huían de Málaga con destino a Almería, pero los sienten como suyos. La fosa estaba ubicada en las inmediaciones del cementerio, pero en una propiedad privada. "Era demasiada responsabilidad" para los dueños de esas tierras cuidar el lugar, "y lo han hecho durante muchos años", explica Maribel Brenes, presidenta de la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica, que realizó la exhumación de los cuerpos en 2009.

En la fosa se hallaron los huesos de los soldados, muchos de los cuales habían recibido un tiro de gracia en la cabeza. La munición también estaba. Se individualizaron y desde ayer sus restos reposan en el cementerio junto a las pertenencias de cada uno. "Una insignia militar, cristal de unas gafas, restos de un lápiz, una cuchara, botones, algunas monedas y restos de calzados es lo que se halló", recuerda el arqueólogo Francisco Carrión, quien asegura que pese al paso de los años y lo deteriorado (echaron cal viva), "casi se veía la tragedia". Ese trabajo "no se olvida tan fácilmente", apunta.

La ceremonia religiosa recibió las críticas de algunos colectivos, como Granada Laica. El alcalde, Juan Antonio Palomino (PSOE), la justifica: "Es como lo ha pedido la gente del pueblo". La iglesia estaba llena cuando varios jóvenes voluntarios introdujeron las 19 cajas de restos (de unos 80 centímetros por 35), que estaban en una nave cedida por el Consistorio. El sacerdote dijo que las víctimas "se merecen esta despedida" y abogó por convivir "sin imponer ideas, con respeto". Luego, con un acto civil en el cementerio -ya sin el coronel-, concluyó el entierro. En el panteón se ha colocado una placa en la que se lee: "Aquí yacen 19 soldados españoles fusilados en 1937 por defender las libertades democráticas". No hay más símbolos.


Granada Laica denuncia la organización de un funeral religioso por el Ayuntamiento de El Valle (Granada)

Archivos de imagen relacionados

  • Milicianos_fusilados
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...