Defensa descarta costear el viaje a La Meca que solicita un guardia civil musulmán

La Guardia Civil se limita a pedir un informe a la Comandancia de Melilla para comprobar los términos de la reclamación del funcionario mientras el ministro asegura que actuará «conforme a la legalidad»

La Subsecretaría de Defensa subvenciona cada año la participación de España en la Peregrinación Militar Internacional al Santuario de Lourdes, un encuentro religioso, castrense y casi diplomático que no tiene nada que ver con la petición de un guardia civil de Melilla que aspira a viajar a La Meca con los gastos pagados por el Gobierno. Así lo entienden desde el Ministerio de Defensa, que consideran incomparables ambas situaciones y descartan atender la solicitud.

Fuentes de la Guardia Civil, sin embargo, se limitan a explicar que la Dirección General del instituto armado ha pedido un informe a la Comandancia de Melilla con el fin de determinar si realmente es cierto que el funcionario musulmán ha solicitado viajar a La Meca a costa del dinero público y en qué términos. No se atreven, por lo tanto, a ir tan lejos como el Ministerio de Defensa en este aspecto.

El protagonismo del departamento dirigido por Pedro Morenés en esta historia es relevante ya que, según fuentes gubernamentales, es su Ministerio el único que costea parte del viaje a Lourdes que anualmente realiza una comitiva de militares y guardias civiles. Esta peregrinación de cuatro días al santuario francés –que incluye dos jornadas en Zaragoza– es, continúan las mismas fuentes, el único desplazamiento que paga el Ejecutivo, que descarta cualquier otro viaje religioso como los que insinúa el guardia civil de Melilla.

La petición del funcionario provocó ayer tal revuelo en Interior que el propio ministro, Jorge Fernández Díaz, tuvo que salir a dar explicaciones tras ser requerido por los periodistas durante su visita a Santander para intervenir en un curso organizado por la Universidad Menéndez Pelayo relativo a la memoria de las víctimas del terrorismo de ETA. Según Fernández Díaz, el Gobierno «actuará conforme a la legalidad» en este caso.

España participa en la expedición a Lourdes desde 1958, cuando soldados franceses y alemanes decidieron peregrinar juntos por la reconciliación después de la II Guerra Mundial. Poco a poco se fueron añadiendo a la iniciativa otros estados y este año, en mayo, se congregaron en el santuario 12.200 personas de 42 países. «Esta cita tiene una simbología de encuentro y reconciliación», argumentan fuentes del Ministerio de Defensa.

Un total de 307 miembros del Ejército de Tierra, del Aire, de la Armada, de la Guardia Real, de la Guardia Civil y de la Unidad Militar de Emergencias integraron la delegación española del último viaje, que se realiza siempre tras la correspondiente invitación del Ministerio de Defensa de Francia. Al acto asisten los funcionarios españoles que lo solicitan voluntariamente hasta completar las plazas reservadas para cada cuerpo. Según fuentes gubernamentales, la Secretaría de Defensa paga las dietas de quienes acuden en comisión de servicio, no los costes extraordinarios ni el transporte ni el alojamiento ni la manutención, que corre a cargo de los propios funcionarios. En concreto, en 2014, el Ministerio destinó 56.000 euros a este viaje en el mencionado concepto.

Como informó el pasado martes El Confidencial, un guardia civil de Melilla solicitó que el Ministerio del Interior le subvencionara un viaje a La Meca para cumplir con el precepto religioso de su credo. El funcionario argumentó que tenía derecho a ello del mismo modo que, según dijo, el Ejecutivo abona traslados a Lourdes, el Pilar o Santiago a otros guardias por motivos religiosos

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...