Defensa de la laicidad

Dinero público es para beneficio ciudadano no de una iglesia.

Las protestas que han tenido lugar recientemente en España contra la visita del máximo jerarca de la Iglesia católica sin duda causan asombro, ojalá y motiven algunas reflexiones. Se ha hecho costumbre que los pontífices realicen giras con gran ostentación y espectaculares impactos mediáticos. Siempre se reportan como acontecimientos de gran magnitud que todas las personas apoyan, independientemente de la religión que profesen, incluso si son ateos.

Ahora la coyuntura se muestra diferente. En España existen conglomerados ciudadanos que defienden la laicidad ante los excesivos gastos que ha provocado la llegada del Papa. Esto cobra relevancia porque en ese país se dice que se están tomando medidas supuestamente de austeridad, por ejemplo con el cierre del Ministerio de la Igualdad, aunque continúan pagando salarios a los sacerdotes.
Para tener una idea acerca de los gastos que ocasionará la llegada de Joseph Ratzinger, mejor conocido como Benedicto XVI, medios electrónicos reportan que uno de los altares donde oficiará una ceremonia religiosa costó 400 mil euros y 100 mil fue el precio de la escultura de 3 metros de altura y una tonelada de peso del ilustre visitante que se ha colocado en una importante avenida.

Defender la laicidad, además de representar el rechazo al uso de bienes públicos para el beneficio de una iglesia, también significa reivindicar la autonomía de lo político y de la sociedad civil frente a las normas y creencias religiosas. Por ello, las legislaciones nacionales e internacionales tienen que responder a toda la ciudadanía y no a determinada feligresía. Esto último es muy importante porque existen leyes que tipifican como delitos, actos que alguna iglesia considera pecado.
Sin duda de nueva cuenta asistirán multitudes a aplaudir al Jefe del Estado del Vaticano, aunque en su vida diaria no apliquen los mandamientos de su iglesia. Lo bueno es que en esta oportunidad además habrá varias manifestaciones de actos de libertad laica y no sólo rezos y cantos, incluso habrá una conferencia titulada “La Santa Mafia: el imperio económico de la iglesia”. También serán recordadas miles de víctimas infantiles y juveniles que han sido ultrajadas por sacerdotes, cuyos crímenes siguen impunes.

Para intercambiar opiniones acerca de la importancia de los Estados laicos, cabe resaltar algunas frases contenidas en los carteles mostrados en las protestas por el dinero público invertido en la visita del Papa en España: “Iglesia privilegiada, libertad hipotecada”. “Pedófilos bajo capa clerical, merecen castigo civil”. “Sí a la píldora del día después”. “El condón salva, el Papa condena”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...