Defendiendo la calidad en la escuela pública y los proyectos de investigación en el IES Malilla de Valencia

Eugenio Piñero, Vicecoodinador de Valencia Laica, y director del trabajo  «Relaciones entre Iglesia y Estado» realizado por sus alumnas, Ana Flor, Alba Martínez y Ana Ballesteros,  ya obtuvieron el primer premio nacional en ciencias sociales del Instituto de la Juventud (Injuve) entre 300 ensayos presentados.

El Instituto público de Educación Secundaria (IES) Malilla, enclavado en este barrio del suroeste de Valencia, desarrolla desde hace siete cursos un pionero programa de altas capacidades en el que animan al alumnado de Bachillerato con mejores expedientes a realizar trabajos de investigación en equipo. Una innovadora experiencia que ya se ha extendido a otros 5 centros de la Xarxa Sud d´IES de València (El Saler, Joanot Martorell, Juan de Garay, Font de Sant Lluís y el Ravatxol de Castellar-l´Oliveral) así como al IES Enric Valor de Silla y al IES Turís.

El IES Malilla arrancó el programa en el curso 2009-10 y tras siete ediciones ha logrado subir al barco del talento a 70 alumnos y 13 profesores, que de forma totalmente voluntaria abordan el sobreesfuerzo de elaborar un trabajo de investigación durante dos años fuera del horario lectivo.

Además, desde el curso pasado han dado un paso más convocando un certamen autonómico de jóvenes investigadores, al que en la primera edición concurrieron 10 equipos de toda la Comunitat.

La aventura comienza en 4º de ESO, explica Eugenio Piñero, profesor de Filosofía y coordinador del programa, cuando proponen a los alumnos con mejores notas en la segunda evaluación que se inscriban en la experiencia. Para el próximo curso ya tienen 25 candidatos.

Tesinas sin el casi
La investigación es de talla universitaria, «algunos lo llaman casi tesina pero yo le quitaría el casi», dice Piñero. De hecho el trabajo «Relaciones entre Iglesia y Estado» de tres de sus alumnas (Ana Flor, Alba Martínez y Ana Ballesteros) fue primer premio nacional en ciencias sociales del Instituto de la Juventud (Injuve) entre 300 ensayos presentados.

«Los equipos deben buscar el tema, acudir a las fuentes, contrastar, consultar archivos, hacer encuestas, entrevistas… no se trata de hacer un corta y pega», aclara Piñero. El aprendizaje de las técnicas de investigación va desde el manejo de hojas de cálculo hasta programas de presentación, pues el trabajo lo deben exponer en público ante un tribunal. Los jóvenes opinan que vale la pena el esfuerzo. «A todos nos ha aportado un nivel de madurez, aprendiendo a redactar y preparándonos para la universidad», dice Irene Noguera. Además, su compañera Iuliana Muscalu destaca que la experiencia «desarrolla mucho el espíritu crítico».

El aumento de la carga lectiva, que en los recortes de 2012 pasó de 18 a 20 horas semanales por docente, lastra proyectos transversales como este «porque el profesorado está cargado de horas», lamenta la directora del Malilla, Conxa Revert, quien pide más apoyo para las iniciativas que «dan valor añadido a la enseñanza pública».

______________

Para ver el vídeo, pulse sobre esta imagen:

alumnas IES Malilla Valencia 2016 video

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...