Declaración de Europa Laica sobre la Conferencia de Madrid y el Encuentro de la Juventud Católica 2011

Declaración de la Asociación Europa Laica , sobre la denominada Conferencia Internacional del Diálogo entre religiones, celebrada en Madrid la semana pasada y sobre el proyectado acto de la juventud católica, prevista a celebrar, también en Madrid, en 2011
 
Nuestra organización, por ahora, no va a opinar, de forma oficial, el hecho de que se haya celebrado en Madrid la denominada Conferencia Internacional del Diálogo entre religiones, promovida por la monarquía feudal de Arabia Saudita, ni siquiera, por ahora, vamos a comentar sus conclusiones, en el marco de nuestra concepción de libertad de diálogo y de reunión que defendemos, para cualquier colectivo, siempre que se respete los derechos cívicos y la ética más elemental y siempre que los poderes públicos se mantengan neutrales y al margen de estos actos. Tampoco vamos a hacer comentarios, por ahora, del significado y calado ideológico de los denominados encuentros mundiales de la juventud católica que, periódicamente, se organizan en distintas partes del mundo. Estas opiniones, más elaboradas, las dejamos para más adelante.

Pero anticipadamente si declaramos que:

1)     Ante la presencia institucional del jefe del estado y del presidente del gobierno, así como de otros representantes políticos y públicos, en función de su cargo, en laConferencia Internacionaldel Diálogo entre religiones, lamentamos y denunciamos esa participación política e institucional, en un acto de carácter exclusivamente inter-religioso, promovido, además, por la monarquía feudal de un país, que vulnera, permanente y sistemáticamente, los más elementales derechos humanos, pero sobre todo, los relacionados con la justicia, con la violación absoluta de los derechos de las mujeres, con la falta de libertad religiosa y con la vulneración de la libertad de pensamiento y de conciencia.

2)     Ante la anunciada celebración de una jornada mundial de la juventud católica en Madrid para el año 2011, advertimos a la sociedad que, de organizarse y celebrarse, se trata, exclusivamente, de un acto del catolicismo oficial, protagonizado y organizado, especialmente, por sectas familiares fundamentalistas vinculadas a la jerarquía católica y por lo tanto exigimos a los poderes públicos estatal, autonómico y local, que representan al conjunto de la ciudadanía, que se mantengan totalmente al margen de la organización y participación en ese acto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...