Declaración de Europa Laica con motivo de la celebración política e institucional del Corpus

Adjuntamos nota de Prensa de Europa Laica. Sobre nuestro rechazo a la participación institucional en los actos católicos del Corpus y a que sea considerada fiesta de catácter estatal, como ha solicitado el alcalde de Toledo. Rogamos, si lo estima

Declaración de Europa Laica

Con motivo de la celebración política e institucional del Corpus

UN AÑO MÁS, POLÍTICOS PARTICIPAN, INSTITUCIONALMENTE, EN ACTOS DEL CORPUS Y EL ALCALDE DE TOLEDO EXIGE QUE SEA FIESTA NACIONAL
Y PARA SIEMPRE EUROPA LAICA RECHAZA TAL DISPARATE CONFESIONAL Y DENUNCIA QUE AYER DÍA 23 DE JUNIO EN VARIAS CIUDADES HUBO
UNA PRESENCIA MUY ACTIVA Y CONFESIONAL DE ALCALDES, EDILES Y OTROS RESPONSABLES PÚBLICOS, ESENCIALMENTE DEL PP Y PSOE,
ASÍ COMO LA PRESENCIA DE INSTITUCIONES DEL ESTADO, EJÉRCITO Y FUERZAS DE SEGURIDAD

El alcalde del PSOE de Toledo, García-Page, ha exigido al Estado que la celebración religiosa de los católicos “El cuerpo de Cristo” sea declarada fiesta nacional y ha pedido a las presidentas de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha, las populares, Aguirre y Cospedal, que mantengan, para siempre, en sus respectivas CCAA, esa celebración.

García-Page, junto a otros significados dirigentes del PSOE, una vez más, manifiesta su tendencia a exhibir un catolicismo casposo y decimonónico, lo que supone una ancestral forma confesional de interpretar las relaciones iglesia católica-Estado, vulnerando, muy gravemente, la Constitución y el proceso de convivencia democrática, que elimine todo tipo de privilegios hacia entidades religiosas.

Ayer día 23 en algunas ciudades, junto a la procesión católica, desfilaron el ejército y fuerzas de seguridad, se hizo uso del himno y de banderas comunes a toda la ciudadanía. Con este acto que se repite, año tras año y con mayor énfasis, se siguen desempolvando los viejos trucos de la dictadura de elevar la religión católica a la categoría de dirigente del Estado, con sus dogmas y sus exclusiones.

Desde una responsabilidad política, convertir los sentimientos religiosos individuales en una actividad pública, mezclando política y religión, es una canallada para el Estado de Derecho y una grave ofensa a la libertad de conciencia de millones de ciudadanas y ciudadanos que o tienen otra religión o no tienen ninguna, incluso es un atentado a la libertad religiosa, hecho lamentable que Europa Laica condena y rechaza No estamos denunciando las procesiones en si, que los católicos tienen derecho a hacerlas, incluso no denunciaríamos la participación de políticos, a título personal. Lo que se denuncia es su participación institucional, como cargos públicos y el uso de símbolos e instituciones comunes al conjunto de la ciudadanía.

Europa Laica 24 de junio de 2011

Nota oficial en el archivo adjunto

Archivos relacionados

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...