Decenas de miles volvieron a marchar en Argentina para pedir una ley de aborto libre y gratuito

La ola verde se hizo notar en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mar del Plata y otras grandes ciudades. «Vamos a seguir marchando hasta que sea ley»

Aunque saben que es altamente improbable que lo logren este año, decenas de miles de mujeres marcharon este martes en las principales ciudades de Argentina para reclamar al gobierno y al Parlamento una ley de aborto legal, seguro y gratuito.

La ola verde se hizo notar en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Mar del Plata y otras grandes ciudades. «Vamos a seguir marchando hasta que sea ley», decían las asistentes a la marcha que congregó una amplia mayoría de mujeres, aunque también se vio a muchos hombres apoyando un reclamo sintetizado en una pancarta: «Sobrevivir es un privilegio de clase».

¿Por qué es tan improbable que el proyecto se convierta en ley este año? Más allá de las divisiones que genera en el país, Argentina está en un año electoral, un año en el que elegirá nuevo presidente y gobernadores en prácticamente todos los distritos, además de renovar la mitad del Parlamento. Así, son pocos los políticos que se quieren meter en un debate en el que se pueden ganar y perder valiosos votos según la postura que se tome.

Pese a ello, un grupo de diputados inició este martes el trámite de presentación de un proyecto de ley que plantea que «toda mujer u ‘otras identidades con capacidad de gestar’ tienen derecho a acceder a la interrupción de su embarazo hasta las 14 semanas», señaló el diario Página/12. El procedimiento «se debe hacer dentro de los cinco días de su requerimiento y establece penas para los profesionales que dilaten, obstaculicen o se nieguen a realizar un aborto en los casos legalmente autorizados».

El entusiasmo de los manifestantes, en su abrumadora mayoría jóvenes, se basa en lo sucedido en 2018, cuando el gobierno de Mauricio Macri, sin tomar posición, dejó fluir el debate de la ley, que fue aprobada por la Cámara de Diputados, pero rechazada en el Senado.

Según destacó Clarín, en las inmediaciones de la marcha de los proabortistas se produjo una concentración menor, apenas unas cien personas, de antiabortistas.

«Rezaron en ronda, cantaron el Himno, desplegaron una bandera argentina en la que la imagen de un feto reemplaza al sol y otra celeste y rosa que dice ‘Con mis hijos no te metas’. En las rejas del Congreso de esa esquina, pegaron fotos del ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra, condenado por la justicia por negar el derecho a un aborto legal -consagrado por el Código Penal de 1921- a una mujer cuyo embarazo se produjo por una violación».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...