¿Debe ser ilegalizado el Tea Party de Rouco Varela?

La Constitución y el Código Penal prohíben las asociaciones secretas y de carácter paramilitar

El Tea Party de Rouco Varela, es decir, los colectivos ultracatólicos que en los últimos años han liderado todas las movilizaciones contra el aborto, el matrimonio homosexual, la laicidad del Estado y el derecho a una muerte digna, están más nerviosos que nunca. Desde que el pasado domingo el diario El País publicara sus posibles vínculos con la sociedad secreta El Yunque -organización de extrema derecha que goza de gran influencia en México-, colectivos como Hazte Oír o Profesionales por la Ética han empezado una campaña en la red de acoso y derribo contra el periódico de Prisa.

Uno de los ataques más furibundos contra El País ha sido lanzado por el líder de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga. En su blog, Arsuaga acusa al diario de Prisa de publicar un reportaje "basura" firmado por un periodista, José Luis Barbería, al que define como "un agente de Rubalcaba y Zapatero que tiene licencia para calumniar". En su ataque, el presidente de Hazte Oír incluso se pregunta si Barbería "¿simpatizó o simpatiza con la banda terrorista ETA?".

¿Son ilegales?
¿Pero qué es lo que ha enfadado tanto al Tea Party de Rouco Varela? Sin duda, que El País explicase que si realmente Hazte Oír -y otras organizaciones satélites como Profesionales por la Ética, Nasciturus, Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, Instituto de Política Familiar, Justicia y Libertad, o la Fundación Burke- dependiese de la sociedad secreta El Yunque, debería ser inmediatamente ilegalizada.


¿Contra la ley?
Y es que los artículos 22 de la Constitución española y 515 del Código Penal prohíben expresamente las asociaciones secretas y las de carácter paramilitar. El Código de Derecho Canónico establece, a su vez, que todas las asociaciones de fieles deben tener estatutos, título y estar sometidas a la autoridad eclesiástica.

"¡Viva Cristo Rey!"
Aunque no es la primera vez que circulan rumores sobre la posible conexión de Hazte Oír y sus organizaciones hermanas con El Yunke -sociedad que hace del grito “¡Viva Cristo Rey!” su leitmotiv-, nunca antes se había puesto en negro sobre blanco tantos testimonios que ponen en duda la legitimidad de unos colectivos que, con la ayuda de la Conferencia Episcopal, han declarado la guerra a todas las políticas sociales promovidas por el Ejecutivo socialista.

Una de las manifestaciones contra la ley del aborto. Hazte Oír ridiculizó al máximo a la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído

Los testimonios
Por su interés informativo, El Plural reproduce algunos de los principales testimonios que el periodista José Luis Barbería recoge en su artículo sobre Hazte Oír y demás colectivos ultraconservadores:

"Quiero que desaparezcan"
Testimonio de María de Andrés Urtasun, profesora de Historia de la Universidad San Pablo CEU, sobre Hazte Oír: “Desde que me advirtieron de que Hazteoir.org y sus filiales Derechoavivir.com, Profesionalesporlaetica.org y otras de fines aparentemente filantrópicos son iniciativas de la sociedad secreta mexicana El Yunque, trato de deshacerme de ellos. Al principio, desinformada de su interés político sectario y de su capacidad de manipulación, colaboré económica y directamente. Hoy quiero que desaparezcan de mi correo electrónico y no lo consigo (…). Si alguien puede aconsejarme cómo escaparme de las redes de esa organización…".

"Han creado situaciones dramáticas"
Testimonio de Alejandro Campoy, antiguo portavoz de la plataforma digital Hazte Oír: "Yunque, Organización del Bien Común, Mariachis, tanto da; estamos ante una organización que intenta pasar por inexistente y actuar de espaldas a la sociedad. ¿Son conscientes de que su modo de captación, basado en el secreto y dirigido a los adolescentes y jóvenes, ha creado situaciones dramáticas en muchas familias? (…). ¿Se han planteado el papelón que están haciendo algunos obispos?".

"Asociación de naturaleza secreta"
Testimonio de varias asociaciones de padres objetores a la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC): "Ahora nos consta que el movimiento objetor al que pertenecemos está estrechamente vinculado desde su origen a personas que forman parte de una organización o asociación de naturaleza secreta o reservada, cuyo funcionamiento y alcance nos es desconocido".

"Extrema derecha"
Testimonio de López Luengo, antiguo colaborador de uno de estos colectivos: "Allí me encontré con mucha gente de extrema derecha y hasta con carlistas de esos que siguen defendiendo el origen divino del poder. Cuando empecé a ver complicidades y cosas raras, consulté con un sacerdote amigo, quien me explicó que detrás de esas sociedades pantalla había una organización secreta interesada en infiltrarse en las estructuras de poder. Me alarmé, pero luego hablé con el arzobispo de Toledo, monseñor Antonio Cañizares, y él me indicó que continuara, que esas personas hacían un buen trabajo. Un día no pude más y les pregunté a mis jefes si eran del Bien Común. No me lo negaron, lo que me dijeron fue que eso no era asunto de mi incumbencia; pero ¡claro que lo era!, ¿cómo vas a trabajar en un proyecto si no sabes a qué y a quiénes sirves?".

Ignacio Arsuaga, presidente de Hazte Oír, reclama "Libertad de expresión para Intereconomía"

"Rouco se dio cuenta que eso no era un juego"
Testimonio anónimo de un profesor universitario que sigue colaborando en una de las empresas del lobby fundamentalista católico: "Me consta que monseñor Rouco les siguió la corriente hasta que se dio cuenta de que eso no era un juego y que esta gente trata de controlar amplias áreas de la sociedad y de la Iglesia".

"Gente engañada"
Testimonio del canciller del obispado de Getafe, en Madrid, Francisco Armenteros: "Aunque oficialmente no se ha dicho nada, es verdad que nuestro obispado alertó a los fieles sobre Hazte Oír y demás porque algunos de ellos se habían sentido engañados en su buena fe".

"Tiene su riesgo"
Testimonio anónimo de un ciudadano que trabaja en uno de estos colectivos: "Hablar de El Yunque, o del Bien Común como se dicen ahora, puede parecer una broma, algo inocuo y pintoresco, pero tiene su riesgo, créame, porque ellos son poderosos. Lo he comprobado. Te pueden cortar las alas profesionalmente, y quizá algo más. Prométamelo: nadie debe saber que estoy hablando. No soy un héroe".

Archivos de imagen relacionados

  • Mani aborto
  • Mani intereconomia
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...