De todo un poco

Durante el poco tiempo que llevo intentando compartir a través de reflexiones escritas mis modestas deliberaciones, me he dado cuenta que lo más difícil es elegir el tema acerca del cual me apetece opinar. La oferta diaria es tan variada, que la elección resulta compleja.

En esta ocasión podría verter mi opinión sobre la dejación de funciones de Ignacio González, o tal vez acerca de la recuperación para la política activa de Esperanza Aguirre, o quizás podía escribir de la postura de avestruz de Mariano “El señor de los Hilillos” Rajoy, o de los resultados de las encuestas interesadas en la manipulación del voto, o del anglosajón disfrazado de afro-americano que habita en la White House,…o tal vez sea más provechoso opinar sobre la lamentable clase política que nos atormenta. ¡Qué complicado!

Para no dispersarme y quedarme tranquilo, voy a hacer pequeños apuntes sobre los asuntos que me apetezcan.

Lo de Ignacio González es la demostración palpable del estado de miseria en el que nos movemos: Los poderes públicos tiene como una de sus funciones principales “Cumplir y hacer cumplir la ley”. El amigo Nacho, según sus propias palabras, fue sometido a un vergonzoso chantaje por parte de unos altos funcionarios de policía. Los hechos sucedieron a finales del año 2011. Resumen: Una alta instancia de las instituciones del Estado – Vicepresidente y posteriormente Presidente de una Comunidad Autónoma – es violentada y NO lo pone en manos de la Fiscalía ¿Por qué?, Pero más aún ¿Por qué no es procesado, cesado, expulsado, reconvenido,… el personaje que sufre la extorsión  y calla? ¡Algo tendrá que decir la autoridad judicial oiga!

Debe ser  por el mismo motivo por el  que se alabó al “Campechano” su decisión de  enviar a su hijo político a USA cuando se enteró que sus actuaciones encerraban negocios turbios. Si la jefatura de la Nación no está obligada a ser defensora de la legalidad, no lo va a ser un pobre presidente de Comunidad Autónoma. Ya vamos entendiendo.

La “Sexagenaria escapista” dejó la presidencia de la CA de Madrid por asuntos personales. Se convirtió en anti-sistema al desobedecer las instrucciones de los Agentes de Movilidad, y retorna a la primera línea de la vida política. No sabemos muy bien si en “loor de multitudes”, o en “olor de la multitud” de porquería que la acompaña en su gestión. Difícil discernir.

De la catadura moral de la caterva política que padecemos un breve apunte:

El pasado día 7 de marzo se llevaron a cabo en la ciudad de Zaragoza las XI Jornadas Laicistas.

Como fácilmente se deduce por el titulo de las jornadas, se pretende con estos actos la separación de las instituciones civiles de las injerencias espurias de la autoridad eclesiástica, Rouco y similares. Durante las Jornadas tuvieron lugar diferentes ponencias y mesas de debate que ilustraban la situación de la sociedad ante los poderes religiosos, la sumisión de los poderes públicos a la curia, la venta que se está haciendo de la educación pública a los obispos,… etc.

Uno de los actos constaba de la intervención de representantes políticos que exponían sus ideas acerca del tema de las Jornadas: Laicidad del Estado.

Pues bien, escuchando con atención a los representantes del consistorio zaragozano, en la mesa estaban representadas las fuerzas que gobiernan el ayuntamiento, tenían que estar de más la Jornadas Laicistas como acto reivindicativo.  TODOS los representantes políticos se manifestaron abiertamente laicistas, contrarios a la sumisión de los poderes públicos a la autoridad eclesiástica, dispuestos a denunciar los acuerdos del Estado español con la Santa Sede y lo más impactante, abiertamente contrarios a los reglamentos municipales que contemplan la asistencia de la Corporación a actos Religiosos.   Naturalmente, salvo excepciones, matizaron que eran posturas personales.

Si sus aspiraciones personales no se ven satisfechas por la trayectoria de su partido ¿Cuál es el motivo por el que, legislatura tras legislatura, ceden sus convicciones en aras de las propuestas del partido? Debe de ser que si no gustan esos principios tienen otros de repuesto.

Tan sólo 24 horas más tarde de esas manifestaciones, de marcado tinte conciliador con el Laicismo,  el cabeza de lista al Ayuntamiento de Zaragoza señor Perez Anadón acudía a actos religiosos en su condición de representante del Consistorio. ¡Qué pronto aparcan sus ideologías!

Lo más probable es que se hayan dado cuenta del frio que hace fuera de los despachos del Ayuntamiento y lo poco que molesta el Cierzo dentro del coche oficial. Esa es la representación política que soportamos y gustosamente admitimos ¡País!

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...