De los «Versos satánicos» a las caricaturas de Mahoma

Libros, películas y viñetas que han ofendido a los musulmanes en las últimas décadas

La película que ha desatado una ola de protestas en el mundo islámico y que ha costado la vida al embajador de Estados Unidos en Libia es solo el último eslabón de una larga cadena de presuntos insultos al Islam:

«La inocencia de los musulmanes»

La pseudopelícula grabada en Estados Unidos y que circula por Youtube muestra a Mahoma como mujeriego, loco y hasta falso musulmán, algo intolerable para los seguidores de Alá que ya consideran una ofensa la mera representación del profeta. Dirigida por un judío estadounidense que dice llamarse Sam Bacile, actualmente en paradero desconocido, ha recibido el apoyo del conocido pastor radical Terry Jones, que se hizo famoso por la quema del Corán que también encendió la ira musulmana. En una entrevista el pasado martes en el Wall Street Journal, Bacile calificaba al Islam de «cáncer» y aseguraba que la cinta «es una película política, no religiosa».

Caricaturas de Mahoma

El clima de tensión provocado por la grabación recuerda al vivido en 2005 tras la publicación en el diario «Jyllands-Posten» de Dinamarca de una docena de caricaturas del profeta. La imagen de Mahoma con un turbante convertido en bomba desencadenó ataques a las embajadas danesas en el mundo islámico, que fueron contestadas en Occidente con la publicación de las viñetas por parte de otros periódicos y revistas.

En plena crisis de las caricaturas, el escritor Salman Rushdie promovía un manifiesto apoyado por una docena de intelectuales en el que comparaba el islamismo radical con el nazismo. «Juntos, contra el nuevo totalitarismo» se publicó en el mismo periódico danés que dio a conocer las caricaturas, el Jyllands-Posten. «Después de vencer el fascismo, el nazismo y el stalinismo, debemos afrontar la amenaza global de un nuevo totalitarismo: el islamismo», aseguraban en el manifiesto los firmantes.

«Versos satánicos»

Rushdie había sufrido en su propia piel la ira musulmana. La publicación de sus «Versos satánicos» en 1988 en el Reino Unido provocó disturbios en todo el mundo. Un año después el ayatolá Jomeini problamaba una fatwa contra el escritor indio nacionalizado británico, al que el gobierno británico hubo de proteger las 24 horas del día. El clero iraní llegó a ofrecer de uno a tres millones de dólares por la cabeza de Rushdie. El escritor vivió durante más de una década amenazado de muerte, unos años que ahora recuerda en su autobiografía titulada «Joseph Anton».

«La fuerza de la razón»

La periodista italiana Oriana Fallaci también se convirtió en diana de los radicales por sus alegatos contra el fundamentalismo y el Islam en sus artículos y en sus libros «La rabia y el orgullo», publicado tras el 11-S, y «La fuerza de la razón» (2004). Para Fallaci, el Islam era «un enemigo que tratamos como amigo: que nos odia y nos desprecia con intensidad». La «dama de hierro» del periodismo italiano, Premio Luca de Tena, falleció en 2006 en Florencia víctima de un cáncer.

«Sumisión»

El fundamentalismo islámico sí acabó con la vida de Theo Van Gogh. Mohammed Bouyeri, un joven de origen marroquí, mató el 2 de noviembre de 2004 al cineasta holandés de varios disparos en plena calle en Amsterdam, lo apuñaló y le cortó el cuello. Van Gogh había dirigido junto a la diputada liberal de origen somalí Ayaan Hirsi Ali un documental titulado «Submission» (sumisión), en el que se criticaba la condición sometida de la mujer en el mundo islámico.

Su asesino consideraba una obligación religiosa el matar a todos los que ofendan a Dios o al Profeta. «Veía a Van Gogh como un enemigo del Islam», dijo el juez que le declaró culpable del asesinato y lo condenó a cadena perpetua.

«Fitna»

El servidor Life Leak tuvo que retirar en 2008 el documental producido en este caso por el parlamentario holandés Geert Wilders, que alarmaba de los peligros del islamismo militante. «Fitna» mostraba noticias de atentados junto a manifestaciones amenazantes y capítulos del Corán. «El precio era demasiado alto», se justificaba el servidor al suprimir el vídeo de la red ante las amenazas de muerte recibidas.

El político ultraderechista, que en distintas ocasiones ha calificado al Islam de «ideología peligrosa para los valores occidentales», fue absuelto tres años después de los cargos de incitación al odio y discriminación contra los musulmanes por sus comentarios.

South Park

Solo por disfrazar al profeta Mahoma de oso en un capítulo de «South Park» sus creadores fueron amenazados de muerte en 2010 por un grupúsculo musulmán de Nueva York llamado «Revolution Muslim». Al día siguiente, se emitió el episodio aunque a la figura de Mahoma disfrazado de oso se le tintó de negro y se le colgó rótulos de «censurado». Al quitarse el disfraz, en lugar del profeta aparecía… Santa Claus.

Archivos de imagen relacionados

  • Caricatura Mahoma
  • Salman Rusdie
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...