Datos definitivos asignación IRPF del año pasado: sólo un tercio marca la casilla de la Iglesia y recibe 285 millones

Los obispos dedicaron 3,7 millones de estos fondos a TRECETV, una partida ya cuestionada por un informe del Tribunal de Cuentas

La CEE oculta que el incremento total de declaraciones el año pasado superó las 749.000, y de esas solo 27.000 han marcado la casilla de la Iglesia católica

Informe de la Conferencia Episcopal AQUÍ

Leer el Informe de Enrique Ruiz – Europa Laica se hizo de la Memoria provisional presentada en febrero, AQUÍ.


Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, ha presentado esta mañana en rueda de prensa telemática los datos definitivos de la parte económica de la Memoria de Actividades de la Iglesia 2018.

Con este informe, la Iglesia rinde cuentas informando del dinero recibido de los españoles en la Declaración de la Renta de 2019 y cómo ha empleado dichos recursos en sus fines propios que son evangelizar, vivir la fe y darse a los demás.

Así, Barriocanal ha informado que los españoles han contribuido con la Iglesia marcando la X en el IRPF con 285.225.797€, lo que supone un 6,37% más que año anterior (27.000 nuevos declarantes) y 686.000 € más que la liquidación provisional, de la que se dio cuenta el pasado mes de febrero. Esto significa que más de 8,5 millones de contribuyentes destinan a la Iglesia el 0,7% de sus impuestos.

Estas cifras suponen que, de media, cada asignante aporta 35€ (unos 3 € al mes)

Barriocanal también ha subrayado que el 65,5% de quienes marcan la casilla de la Iglesia marcan también la casilla de otros fines de interés social.

Cómo se ha repartido el dinero 

En el informe presentado por Barriocanal se especifica las 14 áreas en las que se reparte ese dinero.

Datos IRPF 2019. Conferencia Episcopal.

De dicho importe, el porcentaje mayoritario se destina a las necesidades de las diócesis que, aunque todas se sostienen con una economía propia y dependen directamente de Roma, anualmente necesitan una cantidad del dinero del IRPF de los contribuyentes para su adecuado sostenimiento.

En el informe se explica así mismo, que la mayoría de recursos son entregados a las diócesis con unos criterios basados en la solidaridad, la comunión de bienes y las necesidades de cada Iglesia local.

También explica que la asignación tributaria tiene un peso por debajo del 25% de los recursos de las diócesis, siendo la aportación de los fieles la partida más importante. Las diócesis pequeñas tienen gran dependencia de la asignación tributaria, mientras que a medida que crece el tamaño se abren nuevas vías de financiación y de actividad.

Quinto lugar: campañas de comunicación 

Por otra parte, la Iglesia española emplea en quinto lugar, más de cinco millones de euros en campañas de comunión y planes de transparencia. A preguntas de este Confidencial, Barriocanal explicó que «los españoles consideran que la Iglesia no comunica bien, que muchas iniciativas que hacemos no se conocen bien y que tenemos un déficit de transparencia. Por eso creemos que son necesarias las campañas de comunicación».

En este sentido, y aunque no aparece en estas 14 partidas presupuestarias, La CEE ha utilizado el remanente de ese ejercicio, 3,76 millones de €, en fondos propios en TRECE. «Para la Iglesia, los medios de comunicación son esenciales y prueba de ello son los más de 11 millones de personas que han seguido las retransmisiones de la Iglesia Católica en este tiempo de confinamiento», ha apuntado Barriocanal.

Portal «Dono a mi Iglesia» 

A preguntas de los periodistas, Barriocanal agradeció la generosidad de los españoles en este tiempo de crisis sanitaria y explicó que el portal de «Dono a mi Iglesia» estaba recibiendo mensualmente en torno a 70.000 y 80.000 euros y «cuando lo activamos la segunda quincena de abril pasamos a 412.000 euros y los primeros 17 días de mayo ha habido más de 12.000 donaciones por un importe de 1.100.000 euros». 


Nuevo récord de la ‘X’ de la Iglesia: los obispos recaudaron 285,2 millones de euros, 17 millones más que el año pasado

Jesús Bastante. El Diario

La Iglesia española parece inmune a los cuestionamientos y las dudas que se ciernen sobre el destino que dan al dinero público que recibe. Al menos así parecen demostrarlo los datos de la última Declaración de la Renta, que muestran un nuevo récord de recaudación a través de la ‘X’. Los obispos recibieron 285,2 millones de euros, 17 más que en el ejercicio anterior.

Los datos, remitidos a Fernando Giménez Barriocanal el pasado 6 de mayo por la Secretaría de Estado de Hacienda, suponen un incremento de un 6,37% respecto al año anterior, para un total de 7,1 millones de declaraciones a favor (con las declaraciones conjuntas, serían más de 8,5 millones los españoles que marcan la polémica casilla). Casi dos tercios de los que marcan la ‘X’, el 65,5%, marcan también la casilla de otros fines de interés social.

De esa partida, los obispos destinaron 3,76 millones de euros a TRECE, la televisión de la Iglesia española, más de seis millones menos que en 2018. Una partida que ha sido cuestionada en un informe por el Tribunal de Cuentas, al entender que podría incumplir las normas de la Unión Europea.

¿A dónde va el dinero? La mayor parte, 202 millones, fueron a las diócesis, fundamentalmente al pago de los sueldos de los curas. Otros 18,39 millones se destinaron al pago de la Seguridad Social del Clero. 2,32 millones se emplearon al sueldo de los obispos, mientras que Cáritas se llevó 6,24 millones.

Pese a la importancia de las cifras, el gerente del Episcopado, Fernando Giménez Barriocanal, apuntó que el dinero de la ‘X’ apenas supone el 23% de los casi 1.000 millones (974 millones) que se estima completan el ‘presupuesto’ de las diócesis de nuestro país. La mayor parte, un 33%, proviene de los donativos de los fieles. Con el cierre de las parroquias, la Iglesia ha estimado que se han dejado de ingresar unos 20 millones de euros al mes.

«Vienen momentos complicados para la sociedad, y va a requerir lo mejor para nosotros mismos», apuntó el gerente. «Una vez más, la Iglesia quiere estar con todos, y especialmente con los más necesitados», añadió Barriocanal.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...