Cuba declara oficialmente festivo el Viernes Santo

La Iglesia Católica gana protagonismo en Cuba. El Viernes Santo es la segunda festividad religiosa celebrada en la Cuba castrista tras la restitución de la Navidad en 1998

Las autoridades cubanas declararon oficialmente festivo el Viernes Santo, dos años después de recuperar la celebración cristiana con la visita del papa Benedicto XVI, según se desprende de informaciones que publica hoy el diario 'Granma'.

El tradicional festivo estará oficialmente en el calendario después de haber sido celebrado con "carácter excepcional" en 2012 y 2013, según el nuevo "Código de Trabajo" -citado por el periódico oficial- aprobado por el Parlamento de la isla en diciembre.

El texto "establece como día de receso laboral el Viernes Santo de cada año", apuntó 'Granma'. En abril de 2012 Cuba celebró el festivo religioso por primera vez en más de medio siglo de régimen comunista. Con ello, el gobierno de Raúl Castro correspondió entonces a una solicitud expresa del ya emérito Benedicto XVI durante la visita de tres días que hizo poco antes a la isla.

Un año después, las autoridades repitieron la declaración de feriado no laborable para el Viernes Santo, aunque no aludieron al carácter religioso de la fiesta.
La recuperación de la religión

El Viernes Santo es la segunda festividad religiosa celebrada en la Cuba castrista tras la restitución de la Navidad en 1998. Tras el triunfo de la revolución de Fidel Castro en 1959, la isla dejó de celebrar las fiestas católicas durante años.

Aunque no fue prohibida nunca oficialmente, la fe católica pasó a la marginación social a lo largo de décadas en el castrismo. Muchos religiosos dejaron el país en los 60 y la práctica del catolicismo era mal vista en el aparato del Estado.

Desde los 90, sin embargo, la religión ha ido recuperando espacios en la isla. El ex presidente Fidel Castro autorizó la celebración de la Navidad con motivo de la llegada de Juan Pablo II en 1998, en la que fue la primera visita de un pontífice católico a la mayor de las Antillas.

La principal festividad católica, permitida inicialmente de "forma excepcional", regresó desde entonces de facto al calendario oficial cubano cada fin de año. La Iglesia Católica ha ganado protagonismo en Cuba sobre todo tras la llegada al poder de Raúl Castro en 2006. La jerarquía eclesiástica cubana, con el arzobispo de La Habana a la cabeza, el cardenal Jaime Ortega, se ha convertido en uno de los principales interlocutores del gobierno.

Círculos cercanos a la Iglesia editan publicaciones de forma extraoficial y los mensajes de Ortega han sido transmitidos en ocasiones en la televisión estatal. El cardenal medió también con éxito para la liberación de presos políticos en los últimos años.

Castro y cardenal Ortega Cuba

Raúl Castro, el cardenal Ortega y el presidente del episcopado cubano

Archivos de imagen relacionados

  • Castro y cardenal Ortega Cuba
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...