Cuando la justicia es divina

El juez Carlos Moreno, de Belén, Catamarca, dispuso la libertad del cura Juan de Dios Gutiérrez, acusado de abuso sexual de una adolescente de 16 años, en varias ocasiones. Moreno consideró atenuante el número de veces en que abusó de la chica.

El sacerdote Juan de Dios Gutiérrez, de la localidad catamarqueña de Belén, quien está acusado de cometer el abuso sexual de una chica de 16 años, fue liberado por el juez de Garantías Carlos Rodolfo Moreno, quien consideró como atenuante el número de veces en que se produjeron las vejaciones a la joven. Gutiérrez seguirá imputado, pero fuera de prisión y bajo la acusación de haber cometido “abuso sexual simple”. Los habitantes de esta localidad se concentraron ayer al mediodía frente a los tribunales de Belén para manifestarse algunos a favor y otros en contra del cura. Según lo denunció la familia de la víctima, los abusos contra la joven se produjeron en varias ocasiones durante el mes de septiembre pasado.

Gutiérrez fue liberado de prisión luego de que el juez de Garantías Moreno decidió cambiar la imputación contra él de “abuso sexual gravemente ultrajante” y “corrupción de menores agravado por ser ministro de culto religioso” a “abuso sexual simple”. Además, el magistrado fijó al cura una caución de 50 mil pesos.

En los tribunales de Belén, familiares y vecinos de Gutiérrez manifestaron su apoyo al sacerdote a gritos y rezaron el rosario, mientras que la familia de la menor abusada expresó su disconformidad con la resolución de Moreno manteniendo completo silencio.

La abogada de la menor abusada, Silvia Barrientos, relató que en la audiencia asistieron con “estupor a una resolución bochornosa; el juez dictaminó la excarcelación en un fallo que nos dice a las claras que estamos hablando de un retroceso en la materia judicial, pero gracias a Dios, existen remedios procesales y vamos a apelar la medida”, continuó.

“Moreno no sólo dictaminó la excarcelación de Gutiérrez, sino que le bajó la imputación que tenía de abuso sexual agravado por abuso sexual simple”, cuestionó Barrientos.

“El juez empezó a pormenorizar detalles de su decisión en donde quedó más que remarcada su subjetividad al bajar la calificación de corrupción de menores, haciendo alusión al número de veces que este sacerdote abusó de la chica y resulta que ahora es abuso sexual simple y seguirá libre con restricciones a la menor”, añadió.

La abogada enfatizó que “lo que no se discute es que es un abusador, pero según el juez como no abusó mucho, se convirtió en simple agravado por la investidura de sacerdote para él. Como juez prescindió de lo que dicen los psicólogos y sin ofrecer pruebas estimó que no existió abuso sexual gravemente ultrajante”.

“Es muy peligroso dejar suelto a un sujeto que según las pericias es un hombre manipulador, carente de culpa, que hace dominio de lenguaje para ejercer control y tiene tendencia natural a destruir al otro, lo dice la pericia psiquiatra y psicológica”, apuntó Barrientos.

La abogada agregó que durante la audiencia de prisión preventiva que se llevó a cabo en el juzgado de Belén, una gran cantidad de personas rezaba el rosario como apoyo al sacerdote acusado de abuso sexual.

El abogado defensor de Gutiérrez, Guillermo Narváez, confirmó que el juez de Garantías “hizo lugar al pedido de la defensa de modificar la calificación del delito, de abuso sexual gravemente ultrajante y corrupción de menores, a abuso sexual simple” y que se le fijó una caución de 50 mil pesos para quedar en “libertad condicional”.

El juez Moreno, en declaraciones a la prensa, dijo que “el sacerdote seguirá ligado a la causa, aunque con restricciones y las mismas tienen que ver con el acercamiento a la menor y a sus familiares, o a los chicos de la congregación hasta que finalice la investigación”.

Los hechos que se investigan ocurrieron en septiembre pasado y la familia de la adolescente radicó la denuncia a mediados de octubre, acusando al cura de abusar de la chica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...