Críticas al PP y Vox por retirar fondos a un centro católico para inmigrantes en Ceuta

Hicieron del discurso antiinmigración uno de los ejes de su campaña para las elecciones a nivel nacional. Cuando se sentaron a negociar en comunidades como Madrid, exigieron «suprimir las ayudas a los inmigrantes ilegales y a aquellas asociaciones que promuevan la inmigración ilegal» como una de las condiciones mínimas para apoyar un Gobierno. Ahora, en Ceuta, Vox ha sacado pecho de convencer al PP para dejar sin subvenciones en 2020 a un centro que brinda atención a migrantes y es gestionado por la Asociación Cardijn, de inspiración católica.

El pasado lunes, en el debate sobre la aprobación inicial de los Presupuestos de Ceuta para 2020, la formación de extrema derecha proclamaba el inicio de una nueva era en la ciudad autónoma, la de «la purga de los socialistas y el fin de los chiringuitos». El documento prosperó con el respaldo de sus seis diputados autonómicos y los nueve del Partido Popular, que gobierna en minoría.

Para apoyar las cuentas públicas elaboradas por el Ejecutivo de Juan Vivas, Vox exigió la supresión de las subvenciones que hasta ahora recibían distintas entidades como la ONG Enfermos Sin Fronteras, que gestiona la atención sanitaria en España a niños marroquíes enfermos de cáncer, o la católica Cardijn. «Básicamente lo que hacía [Cardijn] era darle servicios a inmigrantes ilegales», defendió el portavoz de la formación liderada por Santiago Abascal en la cámara regional, Carlos Verdejo.

En 2019, Cardijn recibió 30.000 euros para proporcionar «acogida, atención, orientación y formación de personas inmigrantes con el fin de facilitarles su integración en la sociedad» en el Centro de Inmigrantes San Antonio. Se trata de la base de la asociación en Ceuta, donde imparte todo tipo de talleres de alfabetización en castellano y otras competencias y habilidades sociales básicas con la colaboración de distintas órdenes y movimientos sociales cristianos de la ciudad.

El monto que recibieron el año pasado tenía como objetivo proporcionar «atención personalizada, acompañamiento, formación y actividades socioculturales» al colectivo, sobre todo, a las personas que son acogidas en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). eldiario.es ha tratado de ponerse en contacto sin éxito con la asociación para conocer su visión.

A Enfermos Sin Fronteras, por su parte, se le asignaron 12.000 euros en 2019 para dar «atención médica y psicológica de personas enfermas residentes en otro país y con situación de precariedad económica». El tijeretazo también lo ha sufrido Mujeres Progresistas, a la que el año pasado se le concedió un total de 30.000 euros para «sensibilizar sobre igualdad en los seis institutos de Secundaria de Ceuta, la prisión, centros de menores, etcétera». Pero para los de Santiago Abascal se dedican a «fomentar de la tenebrosa ideología de género».

En total, 72.000 euros sobre un presupuesto que en 2020 superará los 315 millones, 11,4 para dar apoyo público a todo tipo de entidades como las seis Casas Regionales de la ciudad en la Península y Melilla, que percibirán 97.000 euros.

Verdejo ha asegurado que la supresión de esas ayudas es «solo el principio» de lo que está por venir para parte del Tercer Sector y de lo que más «orgullosos» están en su partido. En su punto de mira se encuentra, para ejercicios venideros, dejar también sin ayudas a otras organizaciones sin ánimo de lucro como Digmun, que forma a niños residentes no escolarizados y enseña español a los menores extranjeros no acompañados tutelados por la ciudad; Intercultura, dedicada a «colaborar en el desarrollo de acciones educativas y culturales tendentes a reducir el absentismo escolar y paliar el fracaso escolar»; o el Consejo de la Juventud que, espetó Verdejo, «lideran sindicalistas comunistas».

Además del recorte a las partidas destinadas a estas entidades, Vox ha exigido para dar su apoyo a los presupuestos la expulsión de «todos» los cargos públicos ocupados por el PSOE durante los seis primeros meses de esta legislatura, que comenzó como socio prioritario del Gobierno local para garantizar su estabilidad.

«No es de buenos cristianos hacer lo que hacen»

«La calidad democrática de una institución como la Ciudad Autónoma de Ceuta también depende de los gestos humanos que haga, aunque sea con niños marroquíes, que para Vox son el demonio: deberían reflexionar cuando vayan a misa porque no es de buenos cristianos hacer lo que hacen», lamenta en declaraciones a eldiario.es el portavoz del partido Caballas en la Asamblea, Mohamed Ali, que ha afeado al PP su anuencia con la «caza de brujas impuesta por Vox por motivos ideológicos».

«No sé cómo va a casar el PP las exigencias de Vox con su presunta apuesta por la diversidad cultural: tendrán que darles clases porque quieren hasta quitar el festivo laboral de la Pascua del Sacrificio», afirma Ali sobre la actitud de Vox en Ceuta, donde además de chocar con la comunidad islámica sino también con la Iglesia Católica por el recorte a Cardijn, que según Verdejo cofinanciará obras en la Iglesia de la Virgen del Carmen y la Catedral.

A falta de declaraciones del Obispado, el arzobispo emérito de Tánger, Santiago Agrelo, que durante 12 años ha denunciado desde dentro de la Iglesia la situación de los migrantes en Marruecos, ha alzado la voz de nuevo este viernes en sus redes sociales. «No sé de quién es responsabilidad esa iglesia que los políticos ceutíes pretenden restaurar con el dinero quitado a los pobres, pero tengo la certeza de que, si lo es del Obispado de Cádiz y Ceuta, no permitirá que un solo euro de los robados a los pobres sirva para poner un solo ladrillo», escribe en su perfil de Facebook.

Desde su punto de vista, «dicen que le quitan el pan a los hijos de Dios y que van a emplear el dinero en arreglarle el garaje y piensan que se lo va a agradecer. ¡Qué poco lo conocen!».

Enfermos Sin Fronteras también ha rechazado con contundencia las acusaciones de la extrema derecha. «La subvención que recibimos es la de menor cantidad que otorga la Ciudad y con ella atendemos los tratamientos para más de 400 enfermos de todo tipo y edades, con voluntarios que hacen su labor de forma altruista: hablar de ‘chiringuito’ es una indecencia porque lo que nos sobra, humanidad, es de lo que adolecen los diputados de Vox», ha afirmado la ONG en un comunicado en el que ha censurado el «silencio cómplice» del PP.

El Gobierno de Vivas se ha limitado hasta ahora a «agradecer» a Vox su apoyo al proyecto de presupuestos y a defender que el documento sigue teniendo un marcado carácter «social», pues según las cuentas del consejero de Hacienda, Alberto Gaitán, «uno de cada tres euros» de gasto corriente, «más de 70 millones en términos absolutos», se dedican a programas de apoyo a «los más necesitados». «Vamos hacia menos subvenciones nominativas y más concurrencia», ha resumido.

El PSOE ha acusado al Ejecutivo local en general y a su presidente en particular de someterse a «lamerle los zapatos a la ultraderecha de botas altas y correajes con la que prometió no pactar nunca en campaña para no poner en riesgo la convivencia en Ceuta», recuerda su secretario general, Manuel Hernández.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...