Cristianos Socialistas (PSOE) defiende la colaboración del Estado con las diferentes confesiones religiosas e invita a los protestantes a integrarse

Protestante Digital está realizando una serie de entrevistas a representantes sociales y políticos de diferentes sectores, partidos y puntos de vista.

Hoy nos encontramos en una cafetería madrileña con Juan Carlos González Coordinador federal de Cristianos Socialistas.

Cristianos Socialistas nació como un puente de doble sentido en el socialismo español entre partido y ciudadanos de fe cristiana.

Pregunta.- Cristianos PSOE no es sólo una entidad de cristianos afines al socialismo, sino que está integrado en la propia estructura del partido, ¿de qué forma?

Respuesta.- Intentamos vivir el ser cristianos de forma activa intentando que las políticas del PSOE se focalicen en los más débiles y vulnerables de la sociedad. Estamos vinculados a la Secretaría de laicidad a nivel federal. Queremos ser una herramienta de servicio para la justicia social con el hambriento, el extranjero, el necesitado.

P.- Desde el PSOE, ¿por qué se ve necesaria esta vía de diálogo mutuo cuando existen cauces oficiales a un nivel institucional?

R.- Es la búsqueda de la militancia de cristianos que están en política por ser creyentes. Lo llamamos tender puentes entre el mundo cristiano y el mundo socialista. Algo importante porque durante mucho tiempo se ha intentado falsamente enfrentar a ambos mundos, cuando en realidad hay muchos puntos comunes. Como dijo Max Weber, “la Biblia tiene la maldita costumbre de estar siempre del lado de los pobres”.

No buscamos poder ni estar en listas electorales como cristianos, sino apoyar al PSOE para que gobierne, y que lo haga desde el diálogo positivo con los valores cristianos. Nuestra implicación en el PSOE es personal, si bien, como grupo impulsamos la facilitación del diálogo y como consecuencia también ayudamos a la relación y encuentro de las diferentes confesiones cristianas con el partido.

P.- ¿De qué forma y en qué medida puede influir Cristianos PSOE en la vida política de un partido nacional del peso del PSOE?

R.- Hay una gran labor que recorrer, siempre debemos estar insatisfechos con la situación que hay en la sociedad (el paro, los empleos precarios, las pensiones bajas) y esto es un desafío. Otro es que el PSOE vea el hecho religioso como positivo, cohesionador de la persona y del desarrollo democrático de la sociedad. Y a la inversa, según el CIS hay un 71% de creyentes en España, y creemos que deben entender que el Partido Socialista es la mejor opción para mejorar la vida de los españoles. Finalmente, otra meta es que las iglesias valoren al PSOE, sin demonizarle por determinadas acciones sin poner otras importantes en valor.

P.- Es importante el punto que has mencionado de ver el hecho religioso como positivo, ya que no sólo al PSOE, sino a los partidos políticos en general les cuesta entenderlo.

R.- Desarrollar la laicidad es necesario, separar trono y altar. Pero no es quitar el hecho religioso de la vida pública, sino lograr la libertad de conciencia, la igualdad de trato en la relación del Estado con las iglesias, así como la colaboración del Estado con las diferentes confesiones religiosas.

P.- Los grandes temas de laicidad e interrelación política-fe cristiana-laicidad, parece que se dejan aparcados vez tras vez durante años en cuanto a soluciones prácticas, como son la enseñanza religiosa en la escuela, los funerales de Estado confesionales, la financiación con dinero público de la Iglesia católica. Incluso cuando el PSOE gobernaba en mayoría ¿Por qué?

R.- Bueno, creo que el PSOE es el partido que ha desarrollado un Estado laico según la Constitución, favoreciendo la pluralidad y el desarrollo de las confesiones.

P.- Cierto, y de hecho fue el Gobierno socialista de Felipe González el que impulsó y firmó los acuerdos de 1992 con judíos, evangélicos y musulmanes. Me refería al gobierno de Zapatero, que tras acordar un Ley de laicidad la dejó en un cajón.

R.- Creo que Zapatero ha sido uno de los mejores presidentes de España, y de hecho se le reconoce o ataca por ser laicista. Aunque sin duda queda avanzar en protocolizar la presencia de políticos en actos religiosos, los funerales de Estado, la presencia confesional en cárceles, hospitales, aeropuertos, etc. Y estoy seguro que el PSOE lo lograría si gobernase, desde el diálogo.

Como cristianos PSOE, en las pasadas elecciones municipales, propusimos la creaciónen los municipios donde gobernáramos (y fue llevada la propuesta en bastantes programas electorales) de un observatorio o Mesa del hecho religioso en colaboración con las confesiones religiosas reconociendo su papel cultural y social.

P.- La reina Sofía renunció a su fe ortodoxa para casarse con Juan Carlos, Letizia hizo un proceso para reafirmar su fe católica. Los reyes de España, ¿crees que tienen que seguir siendo en el futuro ambos formalmente de fe y práctica católicas?

R.- Creo que es un hecho cultural y de tradición, no algo legislado, como sí ocurre por ejemplo con la Reina de Inglaterra que por ley es jefa de la Iglesia de Inglaterra. Por lo tanto, no se niega esta opción es posible que se produzca y no debería ser un problema si ocurre.

Lo que sí es importante es que sea cual sea la confesión del Rey, cuando actúa lo hace en nombre de todos los ciudadanos, sean cuales sean sus creencias.

P.- Al hilo de esto, es curioso que en la vida política se acepta bien que un agnóstico represente a ciudadanos de todas las confesiones, pero con dificultad que un creyente de una confesión lo haga con de la misma forma.

R.- Creo de nuevo que es un elemento cultural. No ocurre en otros países, aunque sean laicos o no confesionales.

Pero lo importante es que el Rey tenga un trato equivalente con todas las confesiones, y mantenga la neutralidad confesional en su papel político.

P.- Precisamente en este aspecto hay una espina clavada que tenemos los evangélicos españoles, y es que el Rey no ha asistido a ningún acto evangélico, ni siquiera cultural. Sí lo ha hecho con otras confesiones (católicos, judíos, musulmanes) y ha recibido en el palacio de la Zarzuela a representantes evangélicos, pero nunca ha acudido a un acto protestante.

R.- Sin duda sería necesario que Felipe VI, de ser así, asista en algún momento a un acto evangélico.

P.- Una cuestión en la que Cristianos PSOE sí se ha posicionado es en ampliar su base inicial católica a protestantes y ortodoxos ¿Qué ha supuesto esta experiencia?

R.- Me parece algo natural, representando a la realidad de la sociedad española. Nos dan una visión en conjunto de los creyentes cristianos y de la visión de lo que a día de hoy son minorías.


J.C. González con P. Tarquis durante la entrevista

P.- En otros países la presencia de la fe personal se acepta con normalidad en la vida pública (caso de Obama en su tiempo de presidente de EE.UU., o de la también protestante Ángela Merkel o la anglicana Teresa May). Pero en España se rechaza; como ejemplo patente ningún discurso navideño político se atreve a mencionar a Dios o a Jesús. ¿Es correcto respetar la fe en lo íntimo pero no aceptarlo en lo público?

R.- Es cierto. La democracia se nutre de principios religiosos y sin embargo en España hay un cierto complejo de expresarlo públicamente, posiblemente fruto de nuestra historia y nuestro pasado. Es una tarea importante por desarrollar. La fraternidad es un valor cristiano que lleva a la dignidad humana, la sanidad pública. Creo que además se manipula de forma negativa y eso hace que la gente se retraiga.

Y esto va en contra de la realidad de la fuerza en la vida pública de las religiones. Los políticos no pueden dar a esto la espalda.

P.- Un tema complejo es cuando el partido político legisla en una línea contraria a lo que muchos cristianos miembros de ese partido entienden que es lo correcto en temas como el aborto, las leyes de protección LGTBI, eutanasia ¿Cómo se vive esta situación desde Cristianos PSOE?

R.- Son cuestiones muy diversas.

En cuanto al aborto Cristianos PSOE está por la vida, pero somos conscientes de la pluralidad social y de que las religiones no pueden legislar para toda la sociedad. Esto no quita que haya tensiones en este punto. Nuestra meta ha sido reducir al máximo el número de abortos desde la educación, prevención y concienciación.

En la eutanasia no hay una postura oficial de Cristianos PSOE, ya que precisamente lo estamos debatiendo. Pero estamos a favor de la vida en equilibrio con el cuidado adecuado para los pacientes en situación terminal.

En el tema LGTBI ningún posicionamiento puede imponerse a otra cosmovisión o ideología. Debemos tener tolerancia unos y otros.

P.- Quizás el gran problema en esta área surge cuando se interfiere con la labor pedagógica y formadora moral de los padres. Sin duda vivimos en un mundo plural, y no se debe legislar para todos en base sólo a una ideología. Pero esto es aplicable a todas las ideologías, religiosas o no religiosas. Y en el caso del amor y la sexualidad los padres son quienes quieren asumir esta función.

R.- Sí, pero sobre todo no se debe legislar “en contra de”; sino favoreciendo la comunicación, el respeto y no cercenar determinadas identidades sexuales.

P.-¿Cuáles serían las metas u objetivos a medio plazo de Cristianos PSOE?

R.- Lo primero, que el Partido Socialista gane las próximas elecciones nacionales, para trabajar en favor de la justicia social. También que la atención al hecho religioso sea positiva y de diálogo con las confesiones. Y finalmente, que se amplíe el desarrollo de Cristianos PSOE, algo que trabajaremos en nuestro encuentro nacional del próximo 2 de junio en Madrid.

P.- Tienes delante de ti a gran parte del pueblo evangélico español ¿Qué les dirías que pueden aportar si decidiesen ser parte de Cristianos PSOE?

R.- Ser creyente lleva de manera indisoluble participar en la vida pública, y eso ya es política. Creo que en Cristianos PSOE estamos a favor de la separación Iglesia-Estado, algo que de alguna forma inició Lutero y la Reforma protestante; y participar los evangélicos en Cristianos Socialistas ayuda a que el desarrollo de esta línea sea más sólida. Los evangélicos, estén o no, tienen nuestro apoyo para una legislación adecuada para los centros de culto, pero su participación ayudaría a reforzar esta idea.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...