«Cristianos Socialistas», contra el manifiesto laicista del PSOE

La corriente federal «Cristianos Socialistas» ha elaborado un «documento propuesta» dirigido a la dirección del PSOE en el que se posiciona en contra del Manifiesto «Constitución, Laicidad y Educación para la Ciudadanía», hecho público el pasado mes de diciembre, según adelanta en su número de esta semana la revista «Vida Nueva».

En dicho documento, de nueve páginas, el grupo coordinado por Carlos García de Andoin demanda un «pacto por una laicidad incluyente» que tenga presente el valor de las confesiones religiosas en España, especialmente el de la Iglesia católica, a la que se reconoce su «singularidad histórica cultural y pública en España». A su vez, el texto recalca que «la necesaria» separación entre Estado y religión «no significa indiferencia o pasiva neutralidad».

«Interpretación sesgada»
«Bajo una interpretación parcial y sesgada del principio de laicidad -critica el texto, que ya ha sido presentado a miembros de la jerarquía episcopal y a responsables socialistas-, hay quienes justifican la prohibición de la realización de procesiones de Semana Santa en nuestro país, la eliminación de belenes navideños en las escuelas, la expulsión de las enseñanzas regladas de religión con optatividad en la escuela pública o que se llegue a anular todo tipo de cooperación o ayuda económica a las confesiones».
Dichas pretensiones, continúa el documento, «contradicen el espíritu y la letra de la Constitución y el espíritu mayoritario de los españoles». A su vez, el texto realiza una autocrítica sobre la postura del PSOE respecto a la Iglesia católica, apuntando que «la estrategia de un laicismo anticlerical» presente en amplios sectores del partido «esconde la intención de eliminar la religión o reprimirla a la esfera privada», de modo que «se va por un camino contrario a la democracia y las libertades».
Sobre la reivindicación del espíritu de la II República incluido en el Manifiesto del PSOE, el documento de «Cristianos Socialistas» asegura que «no ayudaría a la defensa de los derechos humanos que se sintiera el más mínimo asomo de añoranza del paradigma constitucional republicano en materia de religión». Frente a ello, se apuesta por «la inclusión, cooperación y reconocimiento de la aportación de las confesiones religiosas» a la sociedad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...