Cristianos estadounidenses y españoles piden al Papa Francisco que les permita elegir a sus obispos

Curas de Bizkaia y colectivos de Redes Cristianas se unen a los grupos de Estados Unidos para democratizar la cúpula eclesiástica

El foro de curas de Bizkaia y el colectivo de Redes Cristianas han iniciado en España una campaña que ya se ha llevado a cabo en Chile y están promoviendo ahora con fuerza grupos cristianos de Estados Unidos, para que el papa Francisco permita que, como era tradición en la iglesia original, sean las diócesis locales las que entregan una terna de nombres al Vaticano para el nombramiento de obispos. Sacerdotes del foro vasco han manifestado a ELPLURAL.COM que hay ilusión por recuperar esta iniciativa “que el derecho canónico también contempla”.

De la norma a la excepción
“Si bien hace varios siglos ese sistema de elección de obispos era común, la injerencia de los señores feudales intentando nombrar obispos a sus acólitos y familiares para conseguir un mayor poder llevó a que el Vaticano decidiera que solo el Papa y los cardenales pudieran nominar obispos”, explican. “Ahora solo Suiza, Austria y Alemania siguen con esta fórmula para la elección de obispos pero en vez de ser lo habitual como antes, se han quedado en la excepción”.

El derecho canónico lo permite
Jurídicamente, explican “ el canon del Código de Derecho Canónico 377 § 1 en su segunda parte, habilita que el Santo Padre con el fin de que “confirme”, como sucesor de Pedro y Primado de la Iglesia Católica, a los “que han sido legítimamente elegidos” por nuestros órganos de corresponsabilidad eclesial para presidirnos como obispos en la fe y en la comunión.

Tradición bimilenaria
“La novedad es que diferentes grupos de Estados Unidos están promoviendo estos días una campaña para que los obispos, recuperando una tradición casi bimilenaria, sean elegidos por los católicos de todo el mundo y dejen de ser impuestos, como así viene sucediendo, desde hace un par de siglos, en la inmensa mayoría de las iglesias locales diocesanas del mundo”. En España, el Foro de Curas de Bizkaia y el colectivo Redes Cristianas se han sumado a esta iniciativa. Por otra parte, en Cataluña están planteando que sus nuevos obispos sean catalanes.

Católicos y no católicos por la descentralización
La idea es que todos los católicos en el mundo elijan, en unión con el clero local, a sus propios obispos pero lo cierto es que el formulario de adhesión permite acceso también a los católicos, ex católicos, cristianos o no cristianos además de a religiosos, sacerdotes o exsacerdotes. El escrito va dirigido al Papa Francisco y al consejo de ocho Cardenales urgiéndoles “a que descentralicen la Iglesia y a que animen al Pueblo de Dios en cada diócesis de todo el mundo para que elijan a sus propios obispos. Creemos que este paso es esencial antes de que la Iglesia pueda ocuparse de temas más específicos de reforma (se puede ver en www.IglesiaCatolicaReforma.com)

Iglesia guiada por laicos, religiosos y clero
Los promotores afirman que “eligiendo a nuestros propios obispos propiciaremos una Iglesia nueva y más vibrante, en la cual el Pueblo de Dios -guiado por los líderes laicos, religiosos y del clero- tendrá voz en lo que el Vaticano II declaró como nuestra Iglesia. Con un movimiento desde abajo, la Iglesia será más acogedora para los que están fuera de sus puertas. Tanto si eres católico practicante, ex – católico o no católico y tu respeto hacia la Iglesia aumenta si se descentraliza, te invitamos a que formes parte de nuestra comunidad online”.

Francisco, un obispo servidor
La carta saluda a Francisco afirmando la esperanza en su persona: “Nos anima la decisión que has tomado de crear una comisión asesora formada principalmente por obispos residenciales de todos los continentes para reexaminar la manera de que tiene la Iglesia de gobernarse. Estamos contentos especialmente por tu nuevo estilo de liderazgo, menos el de un monarca, más el de un sencillo obispo-servidor que escucha al Pueblo de Dios.”

Espíritu del Vaticano II
“(…) Ahora es el momento de volver al espíritu del Vaticano II poniendo más énfasis en dos de sus principios: colegialidad, situando la responsabilidad en manos de muchos en lugar de en manos de uno, y subsidiaridad, para que ninguna decisión se tome a un nivel más alto si puede tomarse más efectivamente a un nivel inferior”, afirman. “Los miembros de la Iglesia primitiva elegían a sus propios obispos. Volviendo a nuestras raíces y retornando a la tradición más antigua de la Iglesia, nos gustaría unirnos a muchos líderes de la Iglesia en todo el mundo para urgirte a animar al Pueblo de Dios en los distintos continentes – guiados por el clero local, religiosos y laicos-a elegir a los obispos de sus diócesis.

Dar a los fieles voz, voto y ciudadanía
Continúa el escrito: “Con el tiempo, según se vayan jubilando los obispos actuales y los nuevos obispos elegidos vayan ocupando sus sitios, tal movimiento daría a los fieles voz, voto y ciudadanía y llegaríamos a una Iglesia más corresponsable. Entonces las iglesias locales, guiadas por el Espíritu Santo, podrían abordar colegiadamente los muchos asuntos que tienen que afrontar hoy en día y el obispo recurriría a ellas para que le indicaran las reformas que se necesitan. Los obispos que escuchan, a su vez, estarán mejor preparados para ayudar al Papa con los asuntos que tiene que afrontar la Iglesia universal”.

También los que están fuera
“Si la Iglesia ha de ser el ‘lugar de la misericordia y el amor de Dios, donde cada uno puede sentirse acogido, amado, perdonado y animado a vivir conforme a la buena vida del Evangelio’, según has dicho, tendrá que haber un sistema de gobierno que permita más participación de las personas que forman la Iglesia. Y si la Iglesia debe tener ‘las puertas abiertas para que todos puedan entrar’, incluso la participación de aquéllos que están fuera de la Iglesia tendría que ser bienvenida”, continúan.

Que lo incluya en la reunión de octubre
La carta concluye con la petición urgente de que el Papa descentralice la Iglesia e incluya la elección de los obispos por el pueblo en la agenda de la reunión de los días 1 y 3 de octubre convocada en el Vaticano para estudiar la reforma de la curia. El pasado 13 de abril, el papa Bergoglio creó un grupo de ocho cardenales para que le aconsejen en el gobierno de la Iglesia y para que estudien un proyecto de revisión de la curia romana.

Cardenales de los cinco continentes
El grupo está formado por cardenales representantes de los cinco continentes: el italiano Giuseppe Bertello, el chileno Francisco Javier Errázuriz Ossa, el indio Oswald Gracias, el alemán Reinhard Marx, el congoleño Laurent Monsengwo Pasinya, el estadounidense Sean Patrick O’Malley, el australiano George Pell y el hondureño Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, que tendrá la función de coordinador.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...