Cristianos de base censuran la campaña de los obispos

La Asociación de Teólogos Juan XXIII pronostica que la ofensiva generará rechazo hacia la Iglesia ? Varias organizaciones resaltan que una mayoría de católicos han legitimado el programa del PSOE

Colectivos progresistas católicos y de cristianos de base mostraron ayer su oposición a la ofensiva de la Conferencia Episcopal Española (CEE) contra las reformas del Gobierno, iniciada el viernes con una campaña contra la eutanasia. El ataque, con manifestaciones a pie de calle, se extenderá en los próximos meses al aborto, la clase de Religión y los matrimonios homosexuales.

   Para Juan José Tamayo, presidente de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, a los obispos les asiste el derecho constitucional de la libertad de expresión, pero la campaña muestra posiciones "claramente numantinas" ante la razonable elaboración de leyes que completen un verdadero Estado laico en España.

ANACRONISMO
   "Las movilizaciones no son el procedimiento adecuado. El episcopado intenta compensar su debilidad sociológica, escaso crédito y mala imagen en la sociedad. Este conservadurismo y anacronismo generará más rechazo, más increencia y más actitudes de distanciamiento", pronosticó Tamayo.

   Enrique Miret Magdalena, expresidente de la asociación, advirtió de que la Iglesia debe darse cuenta de que no puede determinar, como ocurrió en el pasado, cómo deben ser las leyes civiles. "Las opiniones de los obispos están siendo exageradas", comentó el veterano teólogo.

   "La campaña contra la eutanasia parece una especie de guerra preventiva, ya que el Gobierno ni siquiera ha abierto el debate", observó Evaristo Villar, teólogo y portavoz de la Federación Española de Cristianos de Base. A su juicio, la ofensiva episcopal traerá una división de la comunidad cristiana y crispará la sociedad española.

LA CLASE DE RELIGIÓN
   "A los obispos se les olvida que el PSOE está legitimado por el voto de los españoles y una mayoría de católicos para legislar y aplicar su programa electoral. Están haciéndole al PP la campaña que no se atreve a hacer", denunció Villar. El representante de los cristianos de base consideró que los prelados no tienen razón en sus denuncias. "Mantener la clase de Religión en la escuela es una aberración. Los obispos deberían también ser los primeros en aplaudir que se acabe con la discriminación a los homosexuales", argumentó Villar.

BELIGERANCIA PERJUDICIAL
   La portavoz del movimiento Somos Iglesia, Raquel Malladibarrena, destacó que los obispos no representan la situación plural de la Iglesia. "Su enfoque no es el adecuado. No vemos motivo para salir a la calle", agregó.

   La asociación internacional Proconcil, que promueve un nuevo concilio con el apoyo de 13.000 cargos de la jerarquía católica, consideró que "esta beligerancia no beneficia a ni a los intereses generales ni a la misión evangelizadora de la Iglesia". Su portavoz en España, Emilia Robles, destacó que millones de católicos difieren de la doctrina oficial de la Iglesia en moral sexual y familiar, el aborto, la eutanasia o la investigación con células madre.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...