«Creo que debemos obedecer a lo dictado por el juez y esperar a que una nueva sentencia disponga lo contrario»

Declaraciones del obispo de Orán (Salta – Argentina) ante la demanda de padres para que se cumpla la sentencia que prohibe los rezos en la escuela

Los padres plantean que las oraciones en la escuela pública se hacen en espacios que incluyen a todos los chicos y que es muy difícil que algún alumno le diga al maestro que no quiere participar ¿Qué opina?

Hay normas claras desde el fallo de la Justicia y también por parte del Ministerio de Educación, que ha trabajado este tema.

Creo que se deben respetar las normas actualmente vigentes mientras se debate en la sede judicial el fondo de la cuestión que incumbía a la causa.

La causa se refería a la enseñanza religiosa, que fue declarada constitucional por el juez. En cambio, él se expidió sobre un tema relacionándolo con los católicos, con una prohibición de que recen en el ámbito escolar.

Creo que después hubo también una disposición por parte del Estado que nosotros, como ciudadanos, tenemos que respetar.

Entonces lo que hay que respetar es lo que decidió el juez, es decir, que no se hagan este tipo de…

Hay que respetar y seguir debatiéndolo en términos judiciales, mientras sea parte de nuestra propia conciencia el defender nuestra posibilidad de rezar. Que eso no se vea menoscabado, pero siempre respetando la oración de los otros y no imponiendo la propia oración a los demás.

¿Considera que se pueden seguir haciendo oraciones en el horario de clases en la escuela pública?

No, yo creo que hay que obedecer las normas que están dictadas. Eso es lo que creo. Hay que ser obedientes de las normas que están dictadas hasta el momento en que cambien. Vivimos en un sistema legal que hay que respetar. De lo contrario, caeríamos en una anarquía. Tenemos que respetar las normas y esperar a que una nueva sentencia o una revisión de esa sentencia disponga lo contrario, si es que, como yo pienso, menoscaba nuestros derechos de católicos. Porque la norma fue dictada para los católicos, parece que es esa la oración que no se pudiera rezar.

Pero hay otras formas religiosas. Tendría que venir para el norte el señor juez y vería que respetamos mucho a los hermanos de las asambleas del pueblo de Dios o a los hermanos anglicanos en la región.

En el norte de la provincia tenemos la experiencia de que, en verdad, se puede rezar a Dios respetando a los demás.

Conociendo la realidad de toda la provincia, seguramente el fallo tendría un alcance más comprensivo.

Concretamente, la Justicia dijo que las prácticas religiosas en horario escolar, del credo que sean, tienen que quedar suspendidas y eso es lo que usted cree que hay respetar.

Hay que respetar lo que dispongan las autoridades, porque estamos en un sistema legal en el cual todos convivimos como ciudadanos, y defender nuestros derechos en el ámbito de la Justicia

Con respecto a la enseñanza de la materia de religión, los obispos han dicho que es un derecho de los chicos y de los padres…

Elegir la enseñanza de religión para sus hijos.

Lo que el Ministerio de Educación dice es que la materia comprende, básicamente, conceptos que tienen que ver con la religión católica ¿Cree que se debe ampliar e integrar otras visiones?

Yo soy hace tres años obispo de Orán y estamos trabajando con los pastores de la zona articulando contenidos comunes para respetar el ámbito de los que no son católicos.

Para mí es una sorpresa que se diga esto porque nosotros estamos trabajando muy bien. Se respeta donde la población es mayoritariamente católica y también donde es mayoritariamente evangélica.

Se trabaja sobre los presupuestos más cercanos, articulando contenidos comunes, tales como la persona de Cristo, las enseñanzas morales y la palabra de Dios.

Desde el punto de vista ciudadano ¿No es más fácil evitar todo este debate y que la enseñanza religiosa o las oraciones se hagan en otro ámbito diferente al de la escuela pública?

Nuestra realidad tiene un componente fuertemente religioso que debe ser respetado, y eso implica respeto total.

Vivimos en una sociedad muy rica culturalmente. Hoy hablamos de interculturalidad y esto lo digo en el marco del trabajo con los aborígenes y de lo que significan las otras culturas religiosas. De manera que soy un respetuoso y entusiasta de esta posibilidad.

La pregunta es…

Por eso, creo que es valioso es lo que enriquezca, no lo que empobrezca. Lo que sume, no lo que reste.

¿Entonces le parece bueno el ámbito de la escuela pública para enseñar religión?

Creo que la escuela debe expresar el querer de la sociedad en un determinado momento. Eso está expresado en la Constitución y además en aquellos valores que hacen a la cultura salteña desde siempre y que incluyen lo religioso.

De manera que, en vez de suprimir, articularía, sumaría e integraría. No haría esta discriminación que se hizo con respecto a los católicos.

¿En la escuela pública están incluidas las visiones religiosas de las comunidades aborígenes?

No conozco los programas de otras comunidades. Eso corre por cuenta de las supervisión. Sé que hay un gran esfuerzo por buscar el respeto.

¿Las Iglesias tienen alguna injerencia en la determinación de los contenidos religiosos que se dictan?

Me parece que ofrecen su parecer. Después, es una función del Estado. A las Iglesias nos consultan y tenemos reuniones periódicas.

¿Por qué cree que Salta es la única provincia en la que todavía hay religión en la escuela pública?

No es sólo Salta. También está Tucumán. Creo que estas provincias tienen sus constituciones atentas a la realidad cultural y la quieren expresar.

No creo que, porque la mayoría haga otra cosa, tengamos que pensar que una u otra postura estén bien.

Me parece que la provincia reconoce el valor de la dimensión religiosa en la integralidad de la persona humana.

Eso entra en conflicto con la ley nacional de educación, que dice que la escuela es laica…

Es su opinión. Yo digo lo que yo pienso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...