Cotino, un voluntario muy activo

El entonces presidente del patronato, Esteban Escudero, actual obispo de Palencia, aseguró al juez que Cotino no participó en las decisiones, pero «facilitó permisos».

El nombre del presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, salpica los diversos frentes judiciales que acucian al Partido Popular. Recientemente ha tenido que declarar como testigo en el caso Bárcenas, una de las piezas del caso Gürtel sobre la supuesta contabilidad B en el PP en la que está imputado su sobrino Vicente Cotino. Además, la fiscalía apoya que declare en el caso Emarsa, que investiga el presunto saqueo de 20 millones en la depuradora de Pinedo, por su vinculación como exconsejero de Agricultura a una sociedad de la Generalitat que transfirió a Emarsa 100 millones de euros y pagó el doble por el lodo tratado, según la investigación.

Y su nombre vuelve a resonar en el caso de la financiación del PP valenciano, donde se investiga, con motivo de la visita del Papa a Valencia, la subcontrata millonaria de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) a Teconsa, una empresa que Hacienda considera una pantalla de la trama Gürtel. La declaración de un extécnico de RTVV, Lluís Sabater, uno de los dos testigos secretos de la causa, apunta el activo papel que tuvo Cotino en los detalles de la sonorización de la señal televisiva del V Encuentro Mundial de las Familias. Según relató al juez este técnico que está imputado en la causa, el entonces consejero de Agricultura fue quien tuvo la idea de instalar pantallas en el viejo cauce del río Turia, donde se celebró el evento, e incluso indicó los sitios en los que se tenían que ubicar algunos de los 47 monitores que se montaron, así como decidió que dos de ellos estuvieran en la plaza de la Virgen y en la plaza de Zaragoza.

Sabater, que reconoció no sabe en calidad de qué tomaba decisiones Cotino, también explicó al juez que fue el exdirector general de RTVV, Pedro García, quien le dijo que se pusiera en contacto con Álvaro Pérez que tenía una empresa que se iba a ocupar de las pantallas.

Cotino explicó ayer que en la visita del Papa a Valencia colaboró “como voluntario”, pero negó haber tomado “ninguna decisión” ni haber “adjudicado nada”. El presidente de las Cortes Valencianas justificó su aportación en que es católico y fue “invitado por un arzobispo [el desaparecido Agustín García-Gasco]”. “Estuve colaborando en todo lo que creía que tenía que opinar y tenía que decir, aunque ni tomé ninguna decisión, ni estaba en ningún órgano para tomar ninguna decisión de ninguna manera. La verdad es que yo trabajé de voluntario todo lo que podía, como muchos más voluntarios”, manifestó.

“Si mañana volviera a hacerse otra visita [de un pontífice] y pudiera, volvería a trabajar todo lo que pudiera. En esta vida puedo haber metido la pata, y la he metido muchas veces, pero nunca he metido la mano, ni en esto ni en nada”, declaró. El presidente de las Cortes, que acaba de renunciar a la exclusividad para centrarse en tareas agrícolas, participo en varias reuniones del patronato de la Fundación V encuentro Mundial de las Familias. El entonces presidente del patronato, Esteban Escudero, actual obispo de Palencia, aseguró al juez que Cotino no participó en las decisiones, pero “facilitó permisos”. Todos los partidos de la oposición pidieron ayer su dimisión.

Archivos de imagen relacionados

  • crucifijo Cotino valencia
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...