Cospedal intenta «redimir sus pecados» portando en sus hombros al Cristo de la Caridad

La secretaria general del PP se apoya en la Iglesia para ganar popularidad

En Castilla-La Mancha están acostumbrados a ver a María Dolores Cospedal con peineta y mantilla en el Corpus, o vestida de manchega en la ofrenda floral a la Virgen de Los Llanos de Albacete, o reverenciando y besando la mano a un ministro de Benedicto XVI, pero nunca la habían visto portando sobre sus hombros una imagen de Semana Santa, en este caso la cruz del Cristo de la Caridad de Ciudad Real, en un intento de “redimir sus pecados”, ironizan fuentes socialistas consultadas por ELPLURAL.COM.

María Dolores Cospedal ha demostrado dominar el transformismo camaleónico como pocos políticos son capaces de hacer. Para la presidenta de Castilla-La Mancha no existe el pudor, ni el sentido del ridículo. Si hay que disfrazarse de lagarterana, se disfraza; si toca participar en una ofrenda floral con el traje típico de manchega, se participa, o si la España cañí reclama su presencia con peineta y mantilla, allí está la secretaria general del PP desfilando en blanco y negro, siempre dispuesta a “hacer lo que haga falta por un puñado de votos”, reconocen a ELPLURAL.COM fuentes socialistas.

“Arrimando el hombro”
Y razón no le falta al PSOE. Sin ir más lejos, el pasado Martes Santo la presidenta de Castilla-La Mancha se desplazaba a Ciudad Real para presenciar la salida de los pasos de Jesús de Medinaceli y de la Virgen de la Esperanza, algo que no pudo hacer debido a la decisión de las hermandades de no salir ante el riesgo de lluvia. Pero ya que estaba allí no perdió “ni reo ni oportunidad”, como dicen los ciudadrealeños, y decidió participar en el traslado a hombros del Cristo de la Caridad desde la parroquia de Santiago hasta el centro de Guardapasos, acompañada, cómo no, por la alcaldesa del PP, Rosa Romero.

“Derecha, derecha, derecha”
No solo llevó sobre sus hombros la imagen del Cristo, además encabezó el desfile como si se tratara de un bancero de alto rango, siguiendo, eso sí, fielmente las instrucciones del jefe de banceros o hermano mayor, que inconscientemente, o como si no hubiera otra forma de avanzar, insistía en sus instrucciones: “Derecha, derecha, derecha)”, preceptos que Cospedal cumplió a rajatabla. Tal vez por eso, el hermano mayor exclamó: “¡Ahí!”

De la peineta del Corpus…
Y es que Cospedal ha demostrado un transformismo camaleónico que pocos políticos son capaces de ejecutar. Así, al menos, lo demostró en la procesión del Corpus Christi de Toledo, que siendo ya presidenta de Castilla-La Mancha desfiló con peineta y mantilla ante el asombro generalizado de los toledanos. Ese mismo día, el arzobispo le ofrecía la comunión a pesar de que la Iglesia prohíbe este sacramento a las personas que están divorciadas o casadas con divorciados.

…a la manchega de Los Llanos…
Meses antes, la secretaria general del PP asistía a la ofrenda floral a la Virgen de Los Llanos en Albacete ataviada con el traje de manchega, destacando que ese año (2010) era “muy especial” porque se celebraba el tercer centenario de la Feria de Albacete, que consideró “un referente regional”, tal vez porque la ahora presidenta de Castilla-La Mancha fue en su día “Miss Feria Albacete”.

…pasando por el besamanos cardenalicio
Pero para Cospedal esto es puro trámite. Según las mismas fuentes socialistas, “es como el que se lava los dientes”. El caso es que la “número dos” del PP no duda tampoco en reverenciar hasta el esperpento cuando se encuentra con un cardenal, o besarle el anillo que porta en sus dedos si el purpurado es un ministro del Papa Benedicto XVI, como es el caso de Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos desde 2008, y anteriormente cardenal primado de Toledo.

Archivos de imagen relacionados

  • Cospedal religion2 costalera
  • Cospedal religion3 peineta
  • Cospedal religion4 ofrenda
  • Cospedal religion5 Canizares
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...