Corte europea fallará sobre crucifijos en escuelas el 18 de marzo

La Corte Europea de Derechos Humanos dará a conocer su fallo sobre el caso del crucifijo en las escuelas italianas el próximo viernes 18 de marzo a las 3:00 p.m. (hora local), mientras que la Corte Suprema de Casación de Italia ya determinó que este importante símbolo religioso no afecta a la laicidad del Estado.

La Corte Europea de Derechos Humanos aceptó la apelación presentada por el gobierno de Italia el pasado 28 de enero de 2010, luego de que en noviembre de 2009 decidiera que los crucifijos no debían estar en las aulas de las escuelas.

La resolución de noviembre de 2009 le daba la razón a una madre de familia de dos alumnas que alegaba que los crucifijos "no correspondían" a la forma que sus hijas deberían ser educadas.

Ante esta decisión, el gobierno de Italia defendió la presencia de los crucifijos en las aulas de los colegios públicos, como un símbolo que representa las raíces cristianas del país

Al respecto el Dr. Martin Kuegler, historiador, político y miembro del Observatorio europeo para la libertad religiosa, señala que "la Cruz es el emblema de Europa" y recuerda algunos argumentos a tener en cuenta sobre este tema.

En primer lugar, que el crucifijo hace parte del derecho a la libertad religiosa y su retiro dependería más de razones ideológicas antes que de corrección política. "Un supuesto derecho a no ser confrontado con contenidos religiosos no puede ser más fuerte que el derecho al libre ejercicio de la religión".

"En vez de luchar contra la intolerancia religiosa, incluso contra los símbolos, se ataca a la religión", alertó y recordó que "no se puede pelear contra problemas políticos enfrentándose a la religión".

Si eso sucede, explica Kuegler, "se genera un fundamentalismo antirreligioso que se hace cómplice del fundamentalismo religioso cuando es provocado por la intolerancia".

En cuanto a la democracia, es necesario tener en cuenta que "¡la mayoría de la población afectada querría mantener la cruz! Es un problema de política democrática, que pone en este caso los intereses individuales por encima de otros".

De otro lado, la Corte Suprema de Casación de Italia señaló en su fallo a favor de mantener los crucifijos en las aulas que el principio de laicidad no se ve afectado por la libertad religiosa y de conciencia "que son un valor fundamental para toda la población y no para un solo ciudadano".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...