Coronavirus: en Italia, dos alcaldes se vuelven al Cielo

El alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, visitó el 13 de marzo de 2020 la Basílica de Nuestra Señora de la Salud, erigida por Baldassarre Longhena en memoria de la ayuda celestial brindada por la Madre de Dios durante la plaga de 1630.

La imagen habla por sí sola: Luigi Brugnaro, ceñido con la banda tricolor, arrodillado en los escalones del altar sobre el que se encuentra el ícono de la Virgen protectora de Venecia.

El alcalde de la ciudad recitó la oración a la Virgen María compuesta por el Patriarca de Venecia, Monseñor Francesco Moraglia, y procedió a la consagración de la ciudad, en su calidad de primer magistrado.

Una iniciativa que no ha sido única en su tipo: el día anterior, fue el alcalde de Sassuolo, Gianfrancesco Menani, quien también consagró su ciudad en presencia de varios sacerdotes.

Pero, tal vez, debido a que es miembro del partido político Liga Norte, el alcalde de Sassuolo fue atacado por sus competidores políticos, quienes se escandalizaron alegando que el alcalde no había respetado… ¡las distancias de seguridad con los sacerdotes durante la ceremonia! Esto es lo que el Evangelio llama «colar el mosquito, y tragar el camello» (Mt 23:24).

Hay que reconocer las acciones de estos alcaldes que saben recuperar el sentido de la prioridad. Como el Padre Davide Pagliarani, Superior General de la Fraternidad San Pío X, escribió en su Carta a los Fieles en estos Tiempos de Epidemia: «La Providencia todavía nos enseña hoy a través de acontecimientos. La humanidad, y cada uno de nosotros también, tiene una oportunidad histórica para volver a la realidad, a lo real, y no a lo virtual hecho de sueños, mitos e ilusiones».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...