Conflicto entre los socialistas y el clero en Carchelejo en el sepelio de un sindicalista (1915)

Siguiendo nuestros estudios sobre el anticlericalismo socialista en relación con los actos de la vida y la lucha por la secularización de los mismos, especialmente en los sepelios, nos acercamos a un conflicto surgido en 1915 en la localidad de Carchelejo, en la provincia de Jaén. Carchelejo fue municipio independiente hasta 1975, y hoy pertenece al municipio de Cárcheles. La historia de estos municipios es intensa en relación con lo administrativo, especialmente, en los años cuarenta del siglo XIX cuando se separaron Cárchel y Carchelejo, y que tuvo consecuencias para el cura párroco que sería separado y desterrado por el Obispado de Jaén por sus implicaciones políticas.

Antonio Fernández Viudes, miembro de la Sociedad de Trabajadores de Carchelejo, falleció en el otoño de 1915. Al parecer, había hecho un testamento ológrafo, es decir, de puño y letra, que había depositado en el Centro Obrero, y en el que declaraba que deseaba ser enterrado civilmente. Cuando se produjo el fallecimiento, Antonio García Ruiz, compañero de Fernández Viudes, y que había sido testigo del testamento, se puso en contacto con la familia para comunicar el deseo del finado.

Cuando llegó la hora del entierro, se presentó el cura y sus acólitos, y García Ruiz protestó. Como no consiguió nada se presentó en el Juzgado Municipal, pero no se atendió su demanda.

Pero García Ruiz no se cansó y acudió al Juzgado de Instrucción para poner una denuncia. El Socialista, que se hacía eco de la noticia, valoraba el proceder de este compañero que no había caído en respuestas violentas, y había intentado recurrir a los instrumentos legales, muy en la línea que defendían tradicionalmente los socialistas. Además, denunciaban que las autoridades no cumplían la ley y eran instrumentos del clero. En este mismo sentido, el periódico insistía que los trabajadores de esta localidad andaluza no estaban dispuestos a renunciar a las acciones legales, aunque el Juzgado de Instrucción no había hecho nada, siguiendo el mismo proceder que el Juzgado Municipal. Los socialistas creían que había que insistir en este método para impedir que la voluntad de “unos cuantos lechuzos y con el apoyo de jueces que faltan a sus deberes a sabiendas” convirtieran en letra muerta las disposiciones vigentes que obligaban a respetar la voluntad de los fallecidos.

La cuestión terminó mal para la causa secularizadora, ya que la familia realizó un sepelio religioso. En la noticia se aludía al malestar de los trabajadores de Carchelejo porque no se había respetado la voluntad del trabajador y se había cedido a las presiones eclesiásticas.

Podemos consultar el artículo “La lepra clerical” en el número 2.338 de El Socialista para conocer el conflicto. También, para la compleja historia administrativa podemos consultar la voz “Historia de Cárcheles” en la Jaenpedia en la red.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...