Conferencia de imanes quiere dar protagonismo al Islam en Europa

Los imanes de toda Europa quieren dar protagonismo al Islam en el diálogo cultural y social en el continente y presentar puntos de vista comunes en materia de integración y libertad de expresión en la conferencia europea que comienza esta noche en el Ayuntamiento de Viena.

La conferencia de imanes europeos, organizada por la comunidad religiosa musulmana de Austria, el municipio de Viena y la Conferencia Islámica Europea, espera contar en la inauguración con la presencia de personalidades como el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y la comisaria del Exterior europea, Benita Ferrero Waldner.

También participan en la conferencia la directora del Observatorio Europeo del Racismo y la Xenofobia (EUMC), Beate Winkler, el director general de la Organización de Cultura, Educación y Ciencia Islámicas Abdul-Aziz Altuajiri, y el secretario general de la 'World Islamic Call Society', Mohamed Ahmed Sherif.

Según comunicó la comunidad musulmana austríaca, este encuentro de imanes e intelectuales del Islam reviste especial importancia ante la disputa sobre las caricaturas del profeta Mahoma divulgadas en los medios europeos.

Conferencias anteriores, como la celebrada hace un año en la ciudad austríaca de Graz, se centraban en cuestiones de la democracia, el estado de derecho, pluralismo y derechos humanos, mientras que esta vez el objetivo consiste en fortalecer la red interna de las fuerzas islámicas y su perfil común hacia fuera.

En grupos de trabajo, los cerca de 120 delegados de 40 países abordarán el sábado cuestiones como la situación social de los musulmanes, los aspectos jurídicos de la integración y la contribución del Islam a la ética económica y la ecología.

La ministra del Exterior austríaca, Ursula Plassnik, reivindicó ante esta conferencia bajo auspicios de la presidencia de la UE austríaca una nueva manera de pensar y actuar, porque los modelos del pasado 'ya no resultan aplicables en la aldea global'.

La jefa de la diplomacia austríaca recordó que urge superar la 'amargura' surgida a raíz de las caricaturas de Mahoma y destacó al mismo tiempo los valores de la libertad de opinión y de los medios libres, 'imprescindibles en una sociedad libre y abierta'.

El Centro de Información y Documentación Islámicas en Austria destacó la necesidad de un proceso de unificación entre los musulmanes para que puedan perfilarse conjuntamente como 'el Islam en Europea' y convertirse en interlocutor ineludible.

La misma fuente recordó que en los estados de la Unión Europea viven 15 millones de musulmanes, lo que corresponde a un 3,3 por ciento de la población, aunque hasta ahora no figura ningún país mayoritariamente musulmán, como Bosnia-Herzegowina, Albania o Turquía, entre sus miembros.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...