Confederación Brasileña de Fútbol prohíbe orar antes y después de los partidos

Sánchez, dice en entrevista al periódico Folha de S. Paulo y el sitio UOL, que «la fe es una cuestión individual», así que desde ahora no permitirá servicios religiosos en las concentraciones de la selección brasileña

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), advirtió que no permitirá que los jugadores realicen actos públicos de oración antes y después de los partidos. En otras palabras, “Culto, no van a tener. Si lo desea, que vaya a su habitación a orar” dijo Andrés Sánchez, el presidente de la CBF.

Sánchez, dice en entrevista al que al periódico Folha de S.

Paulo y el sitio UOL, que “la fe es una cuestión individual”, así que desde ahora no permitirá servicios religiosos en las concentraciones de la selección brasileña, porque cree que selección no es una iglesia y por lo tanto esto hace que los pastores les sea más difícil acompañar algunos de los jugadores.

Aunque calificar a la concentración, teniendo en cuenta que esto es necesario, pero cree que la selección no es la iglesia y, por tanto, debe hacer la vida difícil para los pastores que suelen acompañar a algunos de los jugadores.

Andrés Sánchez, dice que esta decisión la toma cuando en la Copa del Mundo 2010, Jorginho, Dunga, organizaron con la selección cultos religiosos en la concentración durante la Copa del Mundo en Sudáfrica.

Sánchez, se defiende, diciendo que siempre había razones por las que la gente critica lo que sucede en las concentraciones. “Antes, las mujeres. Luego vino las cartas, y luego la religión. Hoy en día, es el Internet”, dijo Sánchez.

Para él, los cultos terminan obstaculizando el objetivo de la fusión. Así, que ni la selección ni la base principal tendrán los servicios dentro de la zona controlada por la CBF. Después que la FIFA prohibió de las celebraciones con camisetas y lemas, parece que se hizo más difícil que los jugadores cristianos den testimonio de su fe.


La fe que no se calla

Alerta religión, 18-02-2012

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) prohibió que se realicen oraciones o actos de culto religioso antes o después de los partidos. Como yo no miro realmente fútbol, ni brasileño ni de otros países, no tenía mucha idea de que esto pudiera ser significativo, pero evidentemente, si hubo necesidad de prohibirlo tan tajantemente, debe ser porque se trataba de algo flagrante y molesto.

Esto decía Andrés Sánchez, presidente de la CBF:

“Antiguamente, eran las mujeres. Después, vinieron las cartas y luego la religión. Hoy está internet. Los jugadores se encierran con el iPad. ¡Por el amor de Dios, las cosas que hacen! Pero pueden hacer lo que quieran en la concentración mientras no molesten al prójimo.”

En el sitio web evangélico Protestante Digital se indignan visiblemente de que Sánchez compare jugar a las cartas o la adicción a internet con la fe, como distracciones. En las concentraciones de los equipos brasileños, según parece, no es raro ver pastores evangélicos merodeando. Probablemente esto no afecte verdaderamente al desempeño deportivo. A Sánchez no le molesta este fervor salvo cuando se traslada al campo de juego:

“Conmigo no va a haber cultos. Quien quiera, que vaya a rezar a su habitación.”

Irónicamente (o no, considerando lo ignorantes y selectivos que son los cristianos con sus propias Escrituras, cuando conviene) la orden de Sánchez es bíblicamente aceptable. Más que aceptable.

«Cuando oren, no sean como los hipócritas, porque a ellos les encanta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que ya han obtenido toda su recompensa. Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.»

No lo dice algún impío dirigente futbolístico sino el mismísimo hijo de Dios, al menos según el evangelio de San Mateo (capítulo 6). Quien haya visto las exhibiciones públicas y notorias de fe de los jugadores brasileños, o cualquier otra manifestación típica de los cristianos evangélicos cuando están enfervorizados, sabe bien que este consejo divino es uno de los más olvidados (igual que la orden de Jesús de no llamar “padre” a nadie salvo a Dios Padre).

Archivos de imagen relacionados

  • Brasil-futbol-orando
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...