Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Condenan a cinco años de prisión a los tres jóvenes cristianos que se burlaron del Estado Islámico

La justicia egipcia ha condenado este jueves a cinco años de prisión a tres de los adolescentes cristianos que participaron en un vídeo satírico contra el autodenominado Estado Islámico por blasfemia contra el islam, ha informado a EL MUNDO el abogado de la defensa.

“Es un sentencia fabricada contra unos niños a partir de unas pruebas y de una investigación policial falsas”, ha denunciado a este diario Maher Naguib, el letrado que representa a los jóvenes y al maestro que realizó el vídeo, condenado en diciembre a tres años de prisión. El cuarto estudiante implicado, de 15 años, será trasladado a un centro de menores, ha precisado Naguib.

La polémica secuencia, de 28 segundos de duración, fue grabada a principios del año pasado durante una excursión escolar. En la escena, los entonce menores de edad se arrodillan fingiendo rezar y recitar el Corán mientras, entre carcajadas, la mano de uno de sus compañeros rodea el cuello en señal de las decapitaciones que la organización yihadista ha difundido sin descanso desde la proclamación de su califato a mediados de 2014.

“La sentencia vulnera la ley egipcia. Vamos a recurrirla”, ha indicado Naguib. Los cuatro jóvenes no han aparecido ante la corte y no han sido arrestados aún. “Las familias están pasando por un momento muy triste”, ha agregado el abogado en conversación telefónica con este diario poco después de escuchar el veredicto, que supone la máxima pena estipulada por blasfemia en la tierra de los faraones.

Los hechos se remontan a principios de 2015 durante un viaje escolar a Al Fayum, a unos 170 kilómetros al suroeste de El Cairo. El maestro capturó con su móvil la parodia de sus estudiantes, originarios de Al Naseria, un pueblo plantado en la provincia rural de Al Minya. “Era la habitación de un hotel y surgió de manera espontánea con el recuerdo de los cristianos egipcios asesinados por el IS en Libia”, explicó a este diario recientemente Gad Yusef, el profesor también cristiano que grabó los fotogramas.

Las imágenes suscitaron la ira de algunos vecinos Al Naseria, habitado por musulmanes y fieles de la Iglesia Ortodoxa Copta que profesa alrededor del 8% de la población egipcia. “La reacción fue muy virulenta”, señaló el docente. Una turba enfiló el camino hacia la iglesia y arrojó piedras contra el artífice de la grabación, que emprendió la huida. Los estudiantes, de entre 15 y 17 años, también decidieron esconderse aguardando el final del calvario.

“Todo el mundo sabe que el ‘Daesh’ no tiene nada que ver con el islam. No son musulmanes y nuestra intención no era reírnos del islam”, insiste Yusef. Desde que las imágenes se hicieran públicas, su vida se ha vuelto una tortura. “Han obligado a los cristianos del pueblo a firmar mi expulsión y la de mi familia de la villa para tratar de aplacar la ira y he perdido mi trabajo como maestro de inglés”, relató Yusef sin desvelar su nuevo lugar de residencia.

El escándalo también ha perseguido a sus discípulos trastocando su existencia. “Los detuvieron durante tres meses y conseguimos su excarcelación tras pagar unos 10.000 libras egipcias (unos 1.600 euros)”, apuntó Ashraf, padre de unos de los cuatro adolescentes implicados en el litigio. “Mi hijo Albert ha abandonado el pueblo. Está muy triste. No va a la escuela y tiene miedo. Quería ser médico”.

El duro castigo contra los cuatro jóvenes cristianos es el enésimo fallo por blasfemia de los últimos meses. El artículo 98 del actual Código Penal egipcio -enmendado en 2006- establece entre seis meses y cinco años de prisión para quienes difundan “por escrito o cualquier otro medio, ideas extremas con el fin de incitar a la lucha, burlarse e insultar una religión o dañar la unidad nacional”. “Se está usando como una herramienta de castigo contra minorías, intelectuales y todo aquel que tenga una opinión contraria”, declara a este diario el activista copto Mina Zabet, que dirige el departamento de minorías de la Comisión Egipcia para los Derechos y las Libertades.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Cancelado

Vivimos una continua evolución de los suelos morales, de aquello que consideramos aceptable hacer o decir. Esto ocurre…
Total
0
Share