Condenado a 11 años de prisión un profesor de un colegio del Opus de Bizkaia por abusos sexuales

Los tribunales eclesiásticos archivaron el caso en 2015 y pidieron que se «restableciera el buen nombre» del docente

El exprofesor del colegio Gaztelueta en Leioa (Bizkaia), que pertenece al Opus Dei, ha sido condenado a 11 años de cárcel por abusar sexualmente de un menor del que fue tutor entre 2008 y 2010, según indica el fallo que se ha hecho público este jueves desde la audiencia provincial vasca. Al docente, José María Martínez, también se le ha prohibido acercarse a la víctima durante 15 años y deberá pagar las costas procesales. El profesor, que ha negado en todo momento los delitos por los que ha sido condenado, no ha comunicado si va a interponer un recurso.

El juicio se celebró entre los días 4 y 11 del pasado octubre y la sentencia llega después de que la familia denunciase los hechos hace siete años y de que el Vaticano iniciase un proceso eclesiástico contra el acusado, al que consideró inocente. El centro, además de apoyar la versión del profesor, creó en septiembre una web de información sobre el caso.

Los abusos comenzaron en 2008, cuando la víctima inició sus estudios de secundaria en dicho colegio, privado pero subvencionado con fondos públicos. El acusado, además de ser su profesor de Religión y Lengua, era su tutor y con frecuencia llevaba al joven a su despacho para efectuar tutorías y donde, durante dos años, abusó de él. El docente, según cuenta la familia, también ridiculizaba al menor en clase, lo que generó acoso escolar por parte de algunos compañeros. Según las declaraciones del padre, la víctima intentó suicidarse en dos ocasiones.

Siete años de juicios

En 2010, los padres decidieron cambiar al niño de centro y en 2011 el menor comenzó a sufrir ciberacoso por parte de sus antiguos compañeros en la red social Tuenti. La familia lo puso en conocimiento de la dirección del Gaztelueta y de la Fiscalía de Menores, aunque no denunció los abusos sexuales “por prescripción facultativa”: no querían someter al menor a un juicio. En septiembre de 2011, Martínez viajó a Australia como docente para mejorar su nivel de inglés, y la justicia cerró la investigación del caso pocos meses después, en mayo de 2012, después de que dos compañeros confesaran haber acosado al joven. En diciembre de aquel año, el diario El Mundo destapó el caso de los abusos y el fiscal superior del País Vasco, ante las noticias en la prensa, reabrió el caso, pero se vio obligado a cerrarlo de nuevo por falta de pruebas.

A finales de 2014, el papa Francisco inició un proceso canónico para esclarecer los hechos e informó a la familia a través de una carta manuscrita; entonces los tribunales eclesiásticos no vieron delito y pidieron que “se restableciera el buen nombre del profesor”. Al año siguiente, cuando la víctima fue mayor de edad, denunció ante la justicia civil y el juez del Juzgado de Primera Instancia número 5 de Getxo (Bizkaia), Emilio Lamo, imputó a Martínez por pederastia. En febrero de este año anunció la fecha del juicio para este octubre.

Caso Gaztelueta
José María Martínez,el pasado octubre en el banquillo durante el juicio por abusar sexualmente de un menor en un colegio del Opus. EFE
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...