Condena islámica a la nueva portada de la revista ‘Charlie Hebdo’

El acto “es una provocación injustificable” a los sentimientos de mil millones de musulmanes, según la institución teológica más importante del islam suní

La universidad cairota de Al Azhar, considerada la institución teológica más importante del islam suní, censuró ayer la decisión del semanario satírico francés Charlie Hebdo de publicar en la portada de su próximo número una viñeta en la que aparece el profeta Mahoma. Según un comunicado de Dar al-Ifta, el departamento encargado de promulgar fetuas o edictos religiosos, el acto “es una provocación injustificable” a los sentimientos de mil millones de musulmanes.

Horas antes de la publicación del nuevo número de Charlie Hebdo —tras el atentado que costó la vida a 12 de sus dibujantes y empleados el pasado miércoles—, el comunicado advertía: “Esta edición causará una nueva ola de odio en Francia y en la sociedad occidental en general, y lo que hace la revista no es útil para la coexistencia o el diálogo de civilizaciones que los musulmanes buscan”.

Tanto Al Azhar como el presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, condenaron el ataque a Charlie Hebdo y el ministro de Exteriores, Sameh Shukry, acudió a la manifestación de París. Según Al Azhar, la portada del nuevo número es un acto “contra las libertades humanas, la diversidad cultural, la tolerancia y el respeto a los derechos humanos”. Además, la institución censura los recientes ataques contra mezquitas en Francia y alerta que “dan a los extremistas de ambos lados la posibilidad de intercambiar violencia”.

La clérigos de Al Azhar mantienen una estrecha relación con el presidente Al Sisi, y apoyaron de forma expresa su golpe de Estado del 2013. La institución presume de encarnar una interpretación “moderada” del islam frente a la de los yihadistas y la de los Hermanos Musulmanes, a los que acusa de ser extremistas. Sin embargo, algunas de sus fetuas han sido acusadas de ser ultraconservadoras. Por ejemplo, en verano uno de sus edictos prohibía las conversaciones entre hombres y mujeres a través de Internet, a menos que no sea “estrictamente necesario”.

La Mezquita de Al Azhar, en El Cairo, el pasado viernes. / Mosa'ab Elshamy (AP)

La Mezquita de Al Azhar, en El Cairo, el pasado viernes. / Mosa’ab Elshamy (AP)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...