Concluye la restauración de la fachada principal de la iglesia parroquial de Sama

El presupuesto asciende a 500 000 euors y en el participa el Ayuntamiento junto a otras entidades

Los andamios han dejado al descubierto la renovada fachada principal de la iglesia de Sama. Las obras ya han concluido en el acceso al templo. Sólo restan los trabajos en el interior de la torre derecha, que obligan a mantener uno de los andamios aunque, según aseguró el párroco, José Ángel Pravos, «se quitará para la celebración de las Primeras Comuniones», programadas para los días 22 y 29 de mayo.

Junto a la fachada principal también han finalizado las obras en el lateral izquierdo y los operarios se han traslado al derecho que, junto con la zona trasera, son las únicas en las que todavía no se ha actuado. Las obras marchan al ritmo marcado por la empresa que ejecuta los trabajos, MC Conservación y Restauración S. L., y habrán concluido para finales de junio. Los expertos se encontraron con algún contratiempo no previsto inicialmente en el plan de obra como el forjado de las campanas, que precisó de un refuerzo.

También retiraron menos pináculos de los que proyectaba debido a que el estado de deterioro era menor del estimado. Se temía, asimismo, que fuese preciso eliminar todas las volutas de las agujas pero finalmente solo tuvieron que retirar dos. Las obras en la iglesia de Santiago Apóstol, que comenzaron en junio del pasado año, se centraban inicialmente en el refuerzo de las dos agujas de las torres, saneando la nervatura de las mismas y eliminando la crestería, y en la reparación de los pináculos. El presupuesto rondaba los 350.000 euros. La parroquia decidió después ampliar los trabajos, incorporando otras actuaciones como la reparación de las fachadas y la renovación de la cubierta. La inversión ascendió entonces a los 500.000 euros. El proyecto de rehabilitación fue encargado tres años atrás al arquitecto Macario Luis González Astorga.

La parroquia recaudó 1.800 euros en el concierto organizado el pasado día 5 de abril. No será el único que organice este año ya que preparará al menos tres en los que tendrán cabida además de la música el teatro. Esas aportaciones se unen a los alrededor de 300 fieles que aportan una cuota mensual para la rehabilitación de la iglesia. Esa colaboración, que terminará cuando concluya la amortización del préstamo, oscila entre los 10 y 50 euros por contribuyente.

El crédito concertado para poder desarrollar los trabajos tiene un importe de 400.000 euros, que amortizarán en ocho años. Ayuntamiento, Arzobispado y Cajastur también colaboran.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...