Concentración de Nación Andaluza contra la expropiación de la Mezquita de Córdoba por la Iglesia Católica

Militantes y simpatizantes de la izquierda independentista se dieron cita ayer día 18 junto a la entrada principal de la Mezquita de Córdoba, la llamada puerta del perdón, para concentrarse en respuesta al llamamiento de Nación Andaluza contra la expropiación de la misma por la jerarquía de la Iglesia Católica.

A mediodía del domingo, cerca de un centenar de andaluzas y andaluces se concentraron a ambos lados de la calle frente a la entrada principal de la Mezquita de Córdoba, dispuestos a hacer público nuestro rechazo a su inmatriculación a nombre de la Iglesia Católica y en exigencia de su devolución a su legítimo y único propietario, el Pueblo Andaluz.

Mientras dentro de la Mezquita, el obispo católico de la ciudad celebraba la ocupación del edificio y su reconversión en templo tras la “conquista” de la ciudad y de habérselo arrebatado a aquellos cordobeses y cordobesas mediante la fuerza y el terror, la Andalucía consciente y resistente le hacíamos saber desde el exterior que el robo no le iba a resultar fácil.

Se gritaban eslóganes contra la expropiación como: “¡la Iglesia roba a los andaluces!” o “¡la quieren catedral pa´ poder robarnos más!”. De reafirmación de su carácter de mezquita, como “¡si, si, si, es mezquita andalusí!”. Contra la manipulación de la Iglesia sobre ella, como “¡fuera las manos de vaticano!”. Contra el fraude económico que realiza a través de su explotación comercial, como: “¿obispo, dónde están los millones, los millones dónde están?”. Y sobre todo de llamamiento a nuestr@s compatriotas a defender la mezquita y su propiedad, como: “¡andaluz, con orgullo, defiende lo que es tuyo!” o “¡no permitas que te roben tu mezquita”. 

Hay que resaltar la favorable acogida recibida por la inmensa mayoría de las cordobesas y los cordobeses, que aplaudían y jaleaban la iniciativa al pasar junto a nosotros, y que incluso, en más de un caso, se sumaron espontáneamente a la concentración.

Esta actuación no pretende constituir un hecho aislado o meramente simbólico. Desde Nación Andaluza nos proponemos realizar diversidad de actividades tendentes a lograr un objetivo prioritario: que la mezquita continúe siéndolo y vuelva a ser propiedad del Pueblo Andaluz.

Nación Andaluza

 

Comunicado de la campaña:

¡POR UNA MEZQUITA DE CÓRDOBA DE LOS ANDALUCES Y NDALUZAS!

Nación Andaluza, como organización independentista y revolucionaria andaluza, viene pidiendo la devolución de la Mezquita Aljama de Córdoba al pueblo andaluz desde su fundación hace casi 25 años. Hoy tenemos que continuar con esta histórica reclamación (que ya formuló Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza, en 1931) ante la gravedad de los hechos de la inmatriculación en el Registro de la Propiedad y ante la imposibilidad de recurrir esta inmatriculación transcurridos diez años. Dos años faltan para que la Iglesia Católica se haga definitivamente con la propiedad de la Mezquita (según la legislación española vigente). Por ello exigimos la anulación de dicha inmatriculación así como la reclamación de la titularidad pública de la Mezquita. Exigimos la retirada inmediata y definitiva de la Iglesia Católica del monumento andalusí (y por lo tanto andaluz) así como la reconversión de este en centro de interpretación histórico y cultural de Al-Andalus.

La actual crisis económica ha servido como coartada a las clases dominantes del Estado español para implementar políticas involucionistas y represivas que nos devuelvan al pasado. El neofranquismo, enquistado en el modelo político fruto de su propia evolución y de la colaboración de la socialdemocracia, ha decidido imponer su modelo de sociedad sin tapujos: recortes sociales, anulación de derechos conquistados por la clase trabajadora, represión de la protesta social, pobreza y conflictividad social…

Ante esta evolución del régimen el sistema se ampara en organizaciones que facilitan el control social y la represión de los sectores revolucionarios. La Iglesia católica como guardián moral e ideológico y el fascismo como guardián armado han cumplido con esa misión y lo siguen haciendo actualidad. Por estos motivos esta institución sigue recibiendo y aumentando sus privilegios en pleno siglo XXI.

Entre los privilegios otorgados a la Iglesia Católica en el siglo XX (por la Ley Hipotecaria franquista de 1946)  está el de inmatricular a su favor cualquier bien inmueble con el simple trámite de inscribirlo en el correspondiente Registro de la Propiedad sin tener que aportar documento alguno de titularidad (al contrario que el resto de ciudadanos). La reforma de la Ley Hipotecaria de 1998 aprobada por el gobierno de José María Aznar posibilita a la Iglesia Católica hacerse no sólo con bienes inmuebles al uso sino también con centros de culto.

En base a este nuevo privilegio concedido por el estado español la Iglesia Católica inscribe la Mezquita de Córdoba como su propiedad en el Registro de la Propiedad el dos de marzo de 2006. Pero la Iglesia Católica, al contrario de lo que afirma en el expediente de inmatriculación, no toma posesión de la Mezquita de forma pacífica, sino mediante las armas y el genocidio de miles de andaluces. Recordemos que la guerra contra Al-Ándalus fue promovida por el Vaticano como “cruzada”. Su participación posterior en el mantenimiento de Andalucía como colonia para uso y disfrute de la metrópoli y su implicación en la represión de los andaluces opuestos a esta dominación en distintos momentos históricos hasta la actualidad fueron decisivas para los privilegios de la nobleza conquistadora.

Nación Andaluza rechaza la utilización que la Iglesia hace de la Mezquita comercial (obtiene más de 10 millones de euros anuales por las visitas de más de un millón de turistas) e ideológica. El integrismo católico pretende reconvertir un templo andalusí en una “catedral”, borrando todo el pasado andaluz de Córdoba y reescribiendo la historia para justificación de una “conquista” que supuso el exterminio de una civilización cuyo testimonio de grandeza y de nivel técnico y cultural está representado por la Mezquita de Córdoba. La Mezquita es un símbolo de cultura y de civilización. La actuación de la Iglesia Católica pretende ocultar una construcción creada para el culto islámico, heredero de la cosmovisión unitaria de un lado y otro del estrecho que durante milenios se vio plasmada en diferentes ritos.

La libertad del pueblo trabajador andaluz comienza por la recuperación de nuestro patrimonio más emblemático y por la finalización de los signos coloniales que aún se manifiestan en la ocupación y tergiversación de los edificios que simbolizan un pasado en el que en Andalucía se desarrolló un poder político independiente.

Fue en 1994 cuando una campaña de nuestra organización consiguió que entrar en la Mezquita fuera gratuito para l@s cordobeses/as. Hoy los hombres y mujeres de Nación Andaluza nos sentimos en la obligación de volver a denunciar una vez más al Estado vaticano por la usurpación y ocupación del patrimonio histórico andaluz y es por ello por lo que pedimos a todos l@s andaluces/zas que aún les quede un atisbo de dignidad nos acompañen en esta denuncia y protesta hasta que consigamos se devuelva al pueblo andaluz una Mezquita que le pertenece desde la primera piedra que se puso en su construcción.

Mezquita Córdoba Protesta Nación Andaluza 2014

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...