Concapa achaca el fracaso escolar a «bufonadas» como Educación para la Ciudadanía

La Confederación Nacional de Asociaciones de Padres de Alumnos (Concapa) acusa ahora a la asignatura Educación para la Ciudadanía, que aún no ha comenzado a impartirse, de ser la culpable del alto fracaso escolar que hay en nuestro país. Según la asociación, la ministra de Educación, Mercedes Cabrera, es “directamente responsable” del fracaso escolar por promover “bufonadas” como la nueva materia, por lo que pidieron su dimisión.

 

La Concapa señaló que promover “bufonadas” como Educación para la Ciudadanía (EpC) es la causa de que uno de cada tres alumnos españoles termine la enseñanza obligatoria sin obtener ningún título. A su juicio, también de esto tiene la culpa el Ejecutivo socialista, en concreto la ministra de Educación, Mercedes Cabrera,

Dimisión por "incompetencia"
La organización pidió a la ministra que dé ejemplo de responsabilidad cívica y política como buena conocedora de la materia y que presente su dimisión por su “evidente incompetencia”, ya que, según opinan, su gestión es un agravante para el fracaso escolar, informó el diario La Razón.

"Torpes políticas educativas"
Además, Concapa reiteró que el fracaso escolar nace de las “torpes políticas educativas” llevadas a cabo por el Gobierno, especialmente por las “soflamas” que constituyen materias como EpC, pese a que esta aún no se está impartiendo.

Ni capacidad ni derecho
La Iglesia católica, el sector más crítico con la nueva asignatura, en su documento titulado La escuela católica. Oferta de la Iglesia en España para la educación en el siglo XXI insiste en oponerse frontalmente a la materia en negar al Estado la capacidad y el derecho para educar en temas relacionados con los valores, incluso con los valores ciudadanos.

Escuela y misión evangelizadora
Según este documento, aprobado el pasado abril y recién sacado a la luz, los colegios católicos “constituyen un sector importante en la acción pastoral de la Iglesia y un servicio cualitativa y cuantitativamente significativo a nuestra sociedad”. “La escuela católica encuentra su verdadera justificación en la misión misma de la Iglesia. Se basa en un proyecto educativo en el que se funden armónicamente fe, cultura y vida”, explica el texto.

"Al servicio de la educación"
El escrito episcopal señala además que “la escuela católica está al servicio de la educación” para “ofrecer formación católica a los que libremente quieren acceder a ella”. Pero además, la escuela católica es para los obispos casi una extensión de la parroquia, es decir, un órgano clave en la evangelización.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...