Con éxito se llevó jornada de apostasía en Ecuador

Un poco más de cien personas adelantaron el trámite en las principales ciudades del país andino este miércoles 17 de julio.

En Quito, Guayaquil, Cuenca y Riobamba se llevó a cabo una jornada de apostasía en la que personas ateas, agnósticas e incluso creyentes no afiliados le pidieron a la Iglesia Católica que los deje de contar como miembros de esa institución.

Para la Iglesia Católica cada bautizado pasa a ser automáticamente un católico, y de sus números se basan  para pedir privilegios frente al Estado, intervenir en discusiones políticas, como la oposición a los anticonceptivos, a la interrupción voluntaria del embarazo, y el recién abierto matrimonio civil a las parejas del mismo sexo.

Según informó Gustavo La Mota, del grupo «Asociación atea ecuatoriana» la jornada fue un éxito en Guayaquil y Cuenca, mientras que en la capital hubo dificultades. «Solamente en Quito les cerraron las puertas y luego dejaron pasar de cuatro en cuatro». La Mota informa que ellos asesoraron a las personas para que sacaran el certificado bautismal, requisito, junto con una carta para solicitar el retiro de esta nefasta institución.

Por motivo que varias personas no habían obtenido aún su partida de bautismo, están pendientes nuevas apostasías.

La noticia fue recogida por diferentes medios como El Universo. En este se recoge el testimonio de una feliz apóstata: «Es una institución anacrónica que se ha encargado de cimentar el machismo, la desigualdad social y no quiero pertenecer y prefiero alejarme de obra y palabra», dijo Gabriela Carrillo una empleada privada de 37 años. «Es una institución que no me representa».

Una anterior jornada de apostasía se realizó el año pasado en Bogotá, Colombia. 

Posiciones retrógradas recientes
El pasado 12 de junio la Corte Constitucional de Ecuador ha dictaminado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. La decisión fue resultado de una consulta de varias personas de la Provincia de Pichincha, a quienes se les había prohibido casarse. Esto llevó a la Corte a adoptar el criterio de la Corte Interamericana de Derechos Humanos  de la OEA.

Ecuador en un país laico constitucionalmente
«El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. (Artículo 1)».  Sin embargo, eso no ha impedido que la Iglesia Católica siga opinando y oponiéndose al reconocimiento de derechos civiles.

Es así como Monseñor Eugenio Arellano, presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, aseguró que las parejas del mismo sexo no pueden ser consideradas como familia porque rompen con los cánones establecidos en la religión. Olvida así el obispo Arellano olvida el carácter laico del Estado.

En otra violación al Estado laico, el mismo obispo se reunió el pasado 16 de enero para manifestar que la Iglesia se oponía al aborto en cualquier circunstancia. “La Iglesia tiene la opinión de sí a la vida. La vida no es negociable para nosotros”, indicó Arellano luego del encuentro con el presidente Lenín Moreno en el Palacio de Carondelet.

Obispos pidiendo al presidente de Ecuador evitar la despenalización del aborto.
Ecuador es un país laico constitucionalmente. Foto El Telégrafo
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...