Comuniones por orden del juez

Las riñas de padres divorciados obligan a los jueces a organizar banquetes o elegir trajes

Las estadísticas sitúan a la Comunidad Valenciana como una de las regiones españolas con más índice de divorcios. Según datos del Instituto nacional de Estadística, sólo en el último trimestre de 2012 se contabilizaron 4.222 divorcios. Valencia es la ciudad donde más parejas se rompen mientras que Segorbe, en la provincia de Castellón, se sitúa en el otro extremo.

La relación de muchas parejas divorciada es inexistente, y jueces y fiscales se ven obligados a intervenir para mediar entre ambos en decisiones importantes como, por ejemplo, la celebración de las comuniones.

Estas semana los juzgados están desbordados por este tipo de asuntos, y a los juristas no les queda más remedio que intervenir en la organización de actos religiosos para que la tensión entre los padres afecte lo menos posible al menor.

Según fuentes de la sección Civil de la Fiscalía de Valencia, los casos que más llegan a los juzgados son en los que uno de los dos progenitores no quiere que tome la comunión porque considera que debe dar una educación laica al hijo, aunque los expertos también se encuentran con disputas por el día de la celebración o la elección del restaurante. Y son los jueces los que deciden en última instancia dónde, cómo y cuándo tendrá lugar el evento. Incluso se han destacado casos en el que, por orden del juzgado, la comunión se celebraba en un hotel pero en plantas separadas: una para la familia de la madre y otra para la del padre. Juntos pero no revueltos para evitar disputas.

Otros casos frecuentes que estos días abordan los juzgados son los referentes al gasto de la comunión. También llegan padres que no quieren colaborar en la compra del traje o casos en los que piden permiso a sus señorías para que el hijo pueda ir a una comunión de un familiar o amigo.

Todas estas cuestiones están reguladas en el artículo 156 del Código Civil. En él se fija que la patria potestad se ejercerá conjuntamente por ambos progenitores o por uno solo con el consentimiento expreso o tácito del otro. Y en caso de desacuerdo, cualquiera de los dos podrán acudir al juez, quien, después de oír a ambos y al hijo si tuviera suficiente juicio y, en todo caso, «si fuera mayor de doce años», atribuirá la facultad de decidir al padre o a la madre.

Si los desacuerdos fueran reiterados o concurriera cualquier otra causa que entorpezca gravemente la patria potestad (que es de ambos sin paliativos), podrá atribuirla total o parcialmente a uno de los padres o distribuir entre ellos sus funciones. El código incluye este artículo para solventar los problemas derivados de la intransigencia de uno de los dos padres… O de ambos.

Las comuniones por orden de un juez se tramitan mediante un escrito que los abogados de los padres presentan en el juzgado. A continuación se oye al menor y se decide.

Otros desacuerdos

Los juzgados no sólo abordan conflictos relativos a la celebración de los comuniones, sino de todo tipo de actividades.

Desde la inscripción a un curso internacional de ingles hasta viajes programados por los padres. Fiscalía extrema las precauciones en estos supuestos para evitar delitos de sustracción de menores.

Por ello, cuando se registran estos supuestos exige billetes de ida y vuelta, en otra documentación, para prevenir desapariciones. Y si el país donde pretende viajar el padre o la madre con su hijo no tiene en vigor el convenio de La Haya normalmente son rechazadas las peticiones por parte del ministerio fiscal.

LOS CASOS MÁS FRECUENTES

No quiero comunión.
La mayoría de los asuntos que entran en los juzgados de Familia están relacionados con la petición de uno de los dos padres para que su hijo no haga la comunión. El fiscal y el juez siempre preguntan a los menores.
No te invito.
Otras veces el juzgado tiene que mediar porque las familias no pueden ni verse. Una vez se acordó celebrar la comunión en un mismo hotel, pero en plantas separadas. El niño subía y bajaba para estar con los dos porque los padres no se ponían de acuerdo.
Es mi fin de semana.
Si la relación es muy tensa entre los padres, el juzgado ha tenido que intervenir porque el que tenía al custodia el fin de semana del evento se negaba a colaborar.
 
primers comuniones

Varios niños tomando en el día de su Comunión. JONATHAN GONZALEZ

Archivos de imagen relacionados

  • primers comuniones
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...