Comunicado sobre las agresiones sufridas por Leo Bassi con motivo de la representación de su obra La Revelación en España

Desde el estreno en el teatro Alfil de Madrid de la obra La Revelación, que pretende ser un homenaje al laicismo, el actor Leo Bassi ha venido sufriendo constantes descalificaciones, insultos, amenazas de muerte, lanzamientos de objetos y otras formas de coacción que constituyen un atentado absolutamente inaceptable a los principios fundamentales de libertad de expresión y de conciencia vigentes en nuestro Estado de derecho.

Hace algunos días tales agresiones llegaron a su máximo exponente con la colocación de un artefacto explosivo en el local donde se representaba dicha obra, poniendo en grave peligro la vida de Leo Bassi, que desde entonces se ve obligado a vivir protegido por guardaespaldas, así como las de sus colaboradores. Ante la gravedad de tales hechos el Consejo Ejecutivo de Ateus de Catalunya considera imprescindible denunciar enérgicamente éstas y otras agresiones que desde hace tiempo vienen produciéndose contra representantes del mundo artístico y cultural, que tienen por objetivo impedir, por medio de la coacción, cualquier posible crítica a los dogmas y creencias religiosos, así como evitar la denuncia de la instrumentalización del poder político para salvaguardar los privilegios de determinadas organizaciones religiosas y de sus dirigentes. Detrás de estas mezquinas acciones se encuentra el interés de ciertos sectores por impedir que en nuestro país pueda llegar a plantearse un verdadero debate, propio de una sociedad libre y democrática, sobre la conveniencia de avanzar hacia la laicidad del Estado o, lo que es lo mismo, hacia una separación efectiva entre el Estado y la Iglesia.

Ante estos hechos deleznables también consideramos necesario denunciar las declaraciones de determinados representantes de la jerarquía eclesiástica, como las efectuadas por el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, quien en lugar de condenar sin paliativos a los autores de los actos de intimidación y violencia ha arremetido contra Leo Bassi calificando su espectáculo de “blasfemo” y “un verdadero insulto a la Iglesia”, permitiendo que pueda entenderse que es más censurable una crítica satírica a los excesos de una religión que los actos de violencia sobre las personas y las coacciones a la libertad de expresión y de conciencia de los ciudadanos.

Asimismo consideramos preciso denunciar la actuación de ciertas instituciones políticas, como el Ayuntamiento de Toledo y la Junta de Castilla La Mancha, que en lugar de exigir el máximo respeto y solidaridad hacia las víctimas de dichas agresiones han procedido a retirar subvenciones públicas previstas bajo el pretexto de que esta obra va “contra la religión”.

Entendemos que lo que subyace en realidad detrás de esas decisiones es la voluntad de introducir una nueva forma solapada de censura, catalogando cualquier posible crítica a la religión como “ofensiva” para impedir la denuncia de la connivencia de las instituciones religiosas con algunos sectores del poder político, con el fin de imponer una moral y una ideología únicas al conjunto de la sociedad.

Por ello el Consejo Ejecutivo de Ateus de Catalunya ha decidido:

  1. Sumarse a la campaña de apoyo a Leo Bassi, a los actores y demás implicados en la obra de teatro La Revelación, condenando todos los actos de violencia perpetrados contra ellos, la obra o los locales donde ésta se representa.
  2. Condenar sin paliativos todas las formas de fanatismo irracional, integrismos y actitudes sectarias dirigidas a cohartar la libertad de expresión y la libertad de conciencia de los ciudadanos.
  3. Exigir al Arzobispo de Toledo y en su defecto a la Conferencia Episcopal una condena expresa para todos los actos de intimidación y violencia sufridos por motivos de conciencia, incluyendo un reconocimiento explícito del derecho de los ciudadanos a cuestionar las creencias religiosas.
  4. Denunciar los actos de censura ejercidos por autoridades civiles por motivos de ideología o de religión, contrarios al ordenamiento jurídico y al carácter plural y democrático de nuestro Estado de derecho.
  5. Reclamar el fin del trato de privilegio que algunas confesiones religiosas reciben por parte de los poderes públicos, y manifestar nuestro compromiso para lograr que se haga efectivo el principio constitucional de aconfesionalidad del Estado.
  6. Expresar nuestro deseo de que la obra de teatro La Revelación pueda seguir representándose sin censuras y sin incidentes en todos los lugares de nuestra geografía que libremente hayan previsto acogerla.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...