Comunicado sobre el aborto y la campaña de la conferencia episcopal en España

Europa Laica desea una ley de interrupción voluntaria del embarazo que respete la libertad de conciencia de las mujeres Esta asociación cree que a la jerarquía de la iglesia católica le importan poco los derechos de la infancia

A la espera de conocer el anteproyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, la Asociación estatal Europa Laica respalda la promulgación de una ley de plazos que reconozca el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, y por tanto a interrumpir o no su embarazo, y demanda que la futura ley proteja su libertad de conciencia, para que a la hora de tomar esta difícil decisión, actúen conforme a su conciencia individual. Una vez más, esta asociación pide al Gobierno que no permita la injerencia de las confesiones religiosas con el objetivo de impedir el ejercicio de la libertad de conciencia.

Europa Laica califica de demagógica y engañosa la campaña realizada por la Iglesia Católica en contra del aborto, pues nadie cree en este país que la infancia esté menos protegida que cualquier especie animal. Europa Laica critica que, con dinero público, la iglesia impulse una campaña que tiene por objeto desinformar a la opinión pública y presionar al poder ejecutivo y al poder legislativo.

La Iglesia Católica está en su legítimo derecho de recomendar a sus fieles que sigan determinadas pautas de comportamiento moral, pero de ninguna manera puede imponer al conjunto de la ciudadanía sus valores y visión del mundo.

Respecto a lasdeclaraciones de Benedicto XVI afirmando que el preservativo "aumenta el problema" del sida, en el marco de su visita a África, además de faltar a la verdad científica, son ofensivas e irresponsables, teniendo en cuenta que en este continente el sida ya ha matado a 25 millones de personas. Según datos de Unicef, cada día 1.400 niños mueren debido a enfermedades relacionadas con el sida, y muchos más quedan huérfanos, sin contar con ningún amparo material o moral por parte de esta y otras confesiones religiosas. Muy al contrario, estas iglesias han estigmatizado la enfermedad, contribuyendo a la discriminación de todos aquellos que la padecen.

Europa Laica quiere poner de relieve la protección jurídica que la Iglesia quiere dar a los embriones y la absoluta desprotección que ofrece a la infancia. Las críticas que varios prelados han hecho a la selección de embriones que ha permitido el nacimiento de Javier en el Hospital Virgen de la Luz de Sevilla, un niño deseado por sus padres, y cuyas células extraídas del cordón umbilical han salvado la vida de su hermano Andrés de 7 años, demuestran lo poco que le importan a la jerarquía católica la vida y los derechos de la infancia.

Madrid, 20 de marzo de 2009

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...