Comunicado de la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid

Propuestas ante la elecciones y el aconfesionalidmos constitucional.

Aún cuando por parte de los intereses confesionales católicos, particularmente, se haga una lectura partidista de la Constitución, creemos que el mandato constitucional establece la separación de las iglesias y el Estado, así como la aconfesionalidad del mismo. Y ello se completa con el reconocimiento de principios como los de igualdad, justicia, libertad y solidaridad.
 
Desde que hace menos de un año, un@s cuant@s vecin@ de Rivas Vaciamadrid y de Madrid constituyéramos la Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid, hemos venido trabajando parra que tod@s l@ ciudadan@s puedan expresar y hacer valer su libertad de conciencia, en plano de igualdad, sean cuales sean sus creencias.
Aún cuando por parte de los intereses confesionales católicos, particularmente, se haga una lectura partidista de la Constitución, creemos que el mandato constitucional establece la separación de las iglesias y el Estado, así como la  aconfesionalidad del mismo. Y ello se completa con el reconocimiento de principios como los de igualdad, justicia, libertad y solidaridad.
A pesar de ello, todos los partidos políticos eluden, frecuentemente, estos valores y renuncian muy a menudo a ser consecuentes con el mandato constitucional de aconfesionalidad del Estado y, por tanto, a plasmar en las instituciones que gobiernan dichos principios. Prueba de ello, en el ámbito estatal, es el tratamiento claramente favorable a la institución católica que se ha dado nuevamente a la financiación de esta confesión por la vía del IRPF, la reeditada intromisión del adoctrinamiento religioso en la escuela pública (que pagamos todos los españoles), las cuantiosas exenciones fiscales de las que se beneficia y la presencia de la iconografía católica y sus rituales en una parte importante de las celebraciones políticas y civiles.
En nuestro ámbito local hemos tenido que denunciar la participación reiterada de las autoridades municipales, prácticamente la Corporación en pleno, en varios ritos confesionales católicos (misas, procesiones,…). Este trato tremendamente irrespetuoso para todas las personas que creemos en la separación de las iglesias y el Estado, toda vez que nuestros representantes lo son de todos los ciudadanos, y no sólo de los que tienen creencias católicas, se viene repitiendo año tras año. Asimismo, hemos señalado la impertinencia de que en el cementerio de nuestro municipio figure el rótulo “Cementerio Católico Municipal”, cuando en realidad es el cementerio de TODOS los ripenses, puesto que está en propiedad municipal y lo financiamos TODOS los habitantes de Rivas Vaciamadrid. Cabe decir, que ambas cuestiones aún continúan pendientes de contestación.
Nuestra Asociación cree que en estas complejas sociedades actuales, en las que una gran diversidad de creencias deben convivir pacíficamente, sólo desde una plena libertad de conciencia y de creencias y de la separación del Estado de la religión pueden construirse sociedades democráticas y auténticos ciudadanos libres.
Hora es de que se articulen en las instituciones públicas organismos que tengan como misión específica la defensa de la libertad de conciencia de los ciudadanos, como puede ser la figura del Defensor de la Libertad de Conciencia. Esta es una necesidad derivada de las frecuentes agresiones que distintos grupos de presión, a veces instrumentalizando a las instituciones públicas, ejercen continuamente de forma desigual sobre los ciudadanos que, tomados aisladamente, se ven inermes ante ellas.
Por todo ello, y ante la proximidad de las elecciones municipales creemos necesario promover estos principios en el ámbito municipal, por lo que invitamos a  los partidos políticos que concurren en nuestro municipio a recoger en sus respectivos programas electorales los siguientes compromisos:
1.- No se donará suelo público ni se concederá financiación pública, para la instalación de infraestructuras o realización de actividades religiosas a ninguna confesión religiosa.
2.- Ningún acto de naturaleza religiosa (misa, procesión,…) tendrá carácter de “acto oficial”; en consecuencia,
3.- Ningún miembro de la Corporación municipal, ni funcionari@ de ésta, podrá participar en actos de naturaleza confesional, en su calidad de tales y, por tanto, si participan, lo harán sin estar investidos de representatividad oficial.
4.- Todos los espacios públicos deberán estar exentos de símbolos o menciones confesionales.
5.- En la perspectiva de hacer posible que la escuela pública sea el lugar de formación y educación de los futuros ciudadanos y no centros de adoctrinamiento confesional, y en tanto no se alcance dicho objetivo, consideramos que es responsabilidad del gobierno municipal conocer con exactitud la situación de la impartición de la religión en los centros educativos públicos ubicados en el municipio (número de asistentes, horarios, cursos y aulas, costes, etc.), a fin de permitir analizar las repercusiones sobre las personas ajenas a estas confesiones. Esta información deberá tener carácter público y, por tanto, estará a disposición de todos los ciudadanos. Asimismo, se garantizará el derecho de los que no asisten a religión a no ser discriminados por dicho motivo
6.- De acuerdo con el  mandato constitucional, la Corporación defenderá la igualdad de derechos y la libertad de conciencia de todas las creencias y, especialmente, de aquellas que no cuenten con capacidad de presión corporativa o mediática.
7.- Consideramos necesaria la creación de la figura del Defensor de la Libertad de Conciencia, cuya función será  velar y actuar por el respecto de este derecho fundamental en todos los ámbitos de la sociedad ripense.
Rivas Vaciamadrid, febrero de 2007
Asociación Laica de Rivas Vaciamadrid

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...