Comunicado de Granada Laica ante la concesión de la medalla de oro de Loja a una virgen

Comunicado contra este tipo de actos por parte de los Ayuntamientos. Escrito al Grupo Municipal del PSOE en Loja Carta publicada en IDEAL el 16-05-2007

COMUNICADO DE GRANADA LAICA CONTRA LOS ACTOS CONFESIONALES DEL AYUNTAMIENTO DE LOJA

El Ayuntamiento de Loja ha concedido la medalla de oro de la ciudad a la Virgen, en su advocación lojeña, de la Caridad. Este acto de la corporación solo pudo perpetrarse después de modificar el reglamento franquista que regulaba la concesión de medallas, que no lo permitía. Casi treinta años despues de aprobada nuestra constitución que consagra el respeto a la libertad de conciencia y la aconfesionalidad del Estado, los ediles de Loja han enmedado la plana al nacionalcatolicismo, para ser más nacionalcatólicos que el Caudillo.

La manipulación de los sentimientos religiosos de los ciudadanos con fines electoralistas por parte de los políticos forma parte del paisaje habitual de nuestra comunidad, pero la corporación lojeña ha demostrado una desvergüenza adicional, al enmendar un reglamento casualmente "aconfesional" de la época de Franco, para insultar a los lojeños que no pertenecen a la confesión católica, a los propios católicos que mantengan unas creencias alejadas de la imaginería popular, y a todos los españoles que creemos que nuestros políticos no deben meterse en asuntos religiosos, ni viceversa.

Desde GRANADA LAICA hemos enviado la carta adjunta al grupo socialista gobernante en Loja, y queremos protestar energicamente contra estos actos cometidos por una institución política cívil, cuyas tareas nada tienen que ver con elogiar o denigrar las creencias o convicciones de sus representados.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Sr Coordinador del Grupo Municipal Socialista:

Su grupo ha dado muestras de claro oportunismo político, y desprecio a los principios constitucionales de aconfesionalidad y libertad de conciencia, con su apoyo a la concesión de la Medalla de Oro a una talla de la advocación local de la virgen.

¡Qué triste leer que han tenido Vds que modificar un reglamento franquista para perpetrar su fechoría! Lo que no era posible con el Reglamento de los tiempos de nacional-catolicismo rampante, lo han conseguido Vds con una constitución que consagra la aconfesionalidad del Estado:¡eso es respeto al juramento que Vds hicieron al tomar posesión de sus cargos! ¡Eso es respeto a las creencias o convicciones de sus electores!

Casi treinta años después de aprobada nuestra Constitución resucitan Vds, desde sus presuntas convicciones socialistas, las más rancias costumbres de la época dictatorial.

Triste espectáculo verlos emplear su tiempo en honrar a personajes que pertenecen únicamente al acerbo de los lojeños católicos, pero que no tienen, ni han de tener sustancia civil ni política alguna.

No sé si creen Vds en los eslóganes de su partido: “Andalucia al máximo”, “Andalucía Imparable”, pero lo cierto es que Vds se dedican a entorpecer el avance de nuestra comunidad hacia una sociedad abierta y dinámica con sus sectarios y electoralistas homenajes.

Granada 13 de mayo de 2007


++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++
Carta a Ideal

Sr Director de IDEAL, le ruego la publicación de esta carta en el periodico de su digna dirección:

————————
Carta de Rafael Gallego, Coordinador de Granada Laica, publicada el 16-05-2007

Sr Director.

En la noticia del pasado dia 9 daba cuenta de la concesión de la medalla de oro de la ciudad a la Virgen de la Caridad por la corporación lojeña, previa modificación del Reglamento franquista sobre la materia, que impedía tal cosa. Hubiera sido interesante que nos hubiera informado a sus lectores de la naturaleza de la modificación del Reglamento. Antes de la modificación la medalla se podía conceder a "personas e instituciones". ¿Qué dice el nuevo reglamento? ¿"personas, instituciones y tallas de madera"? ¿O "personas, instituciones y seres imaginarios o inmateriales"? Esta última redacción permitiría al menos dar una alegría a los niños lojeños y conceder la medalla al Ratoncito Pérez, al que no se puede negar "importancia y transcendencia" en la vida de los más pequeños.

El reglamento de la época de Franco no permitia conceder la medalla a la Virgen local. ¡Ningún problema!, para eso están nuestros políticos democráticos, para mejorar los reglamentos franquistas en estas cuestiones.

En resumen, rancio nacional catolicismo que nuestros munícipes SOCIALISTAS (¿qué decir de los POPULARES?) practican sin sonrojo en Loja, Motril o Granada, para arañar algunos votos manipulando los sentimientos religiosos de los electores. Estos políticos son gente sin vergüenza, que utilizan sus cargos públicos para promover sus creencias favoritas, o electoralmente rentables, ciscándose a calzón quitado en el principio constitucional de aconfesionalidad del Estado. Mucha desvergüenza es lo que hay en  la corporación de Loja.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...