Comunicado ante la festividad declarada en Motril por la «Intervención de la virgen ante los terremotos»

COMUNICADO ANTE LA FESTIVIDAD POR LA "INTERVENCIÓN DE LA VIRGEN ANTE LOS TERREMOTOS"

Sr Alcalde del Ayuntamiento de Motril:

 Se publica en la prensa de nuestra provincia la decisión del pleno del Ayuntamiento de Motril de recuperar como festivo el día 13 de enero en el que algunos motrileños  celebran  la intervención de Virgen de la Cabeza a favor de los habitantes de esta ciudad durante los terremotos de 1804.

 Sin entrar en polemizar sobre la verosimilitud del suceso que se conmemora, queremos transmitirle nuestro completo desacuerdo con esta decisión del pleno motrileño pues supone una intromisión intolerable en la libertad de conciencia de los habitantes de este municipio, al potenciar desde una institución pública actos religiosos de una confesión particular.

 La constitución española cuyo 25 aniversario conmemoramos recientemente determina el carácter aconfesional del Estado, lo cual implica que ninguna decisión de un servidor público, cargo público, funcionario o contratado, puede suponer la discriminación de ningún ciudadano en razón de sus creencias o convicciones.

 La jurisprudencia del Tribunal Constitucional abunda en ello, y así la Sala Segunda del Tribunal Constitucional en su Auto 359 (29-V-1985) señala: “El derecho a la libertad religiosa de cada persona comprende también, en general, y específicamente en un Estado que se declara aconfesional…..el de rechazar cualquier actitud religiosa del Estado”. Asimismo la sentencia de 13-V-1982 indica: “El Estado se prohíbe a sí mismo cualquier concurrencia, junto a los ciudadanos, en calidad de sujeto, de actos o actitudes de signo religioso”.

 La decisión de su Ayuntamiento es contraria al mandato constitucional y las resoluciones del Tribunal Constitucional y no puede aducirse que se da satisfacción a una mayoría de motrileños, pues ninguna mayoría puede subvertir el Estado de Derecho ni violar los derechos inalienables de otros conciudadanos.

 Consideramos que el Ayuntamiento de Motril con su decisión ha perdido además la oportunidad de potenciar el carácter abierto e integrador que toda institución pública debe tener, cosa que podría haber hecho declarando festivo algún día del año en que se conmemore un suceso cívico de relevancia en el pasado o para el futuro de esta ciudad, y promoviendo actividades para su celebración con las que todos los ciudadanos de Motril, nuevos o viejos, católicos o no, puedan sentirse identificados y animados a participar.

 Por todo lo expuesto reclamamos:

  1. Que se anule el acuerdo del Ayuntamiento declarando festivo el 13 de enero
  2. Que a cambio se declare festivo un día de relevancia cívica para los ciudadanos de Motril donde todos los habitantes y los visitantes puedan sentirse identificados y partícipes.
  3. Que en general, las actuaciones y decisiones que deban adoptar en la política municipal mantengan una actitud de respeto al carácter aconfesional del Estado, sin discriminar, positiva ni negativamente a ninguna religión particular, ni a todas en general.

ASOCIACIÓN  GRANADA LAICA        

ASOCIACIÓN  PI  MARGALL

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...