Compromís reclama eliminar el delito contra los sentimientos religiosos y pide avanzar en la laicidad del Estado

La coalición se reúne con València Laica y se compromete a trasladar al Senado el debate sobre la neutralidad del Estado y la modificación de la LOMCE entre otros

Los senadores de Compromís han reclamado al Gobierno y a los grupos que lo sustentan que “actualicen las leyes heredadas del período popular en el Gobierno, pongan al Estado a nivel europeo y despenalicen delitos como el que existe contra los sentimientos religiosos” y que promueve un colectivo de abogados cristianos contra el actor Willy Toledo.

El portavoz de la coalición en la Cámara Alta, Carles Mulet, ha indicado que “es insoportable la presencia de la religión en todos los ámbitos, que cree situarse en una esfera alejada de la crítica y de la libertad de expresión cuando no es así” y ha recordado que numerosa jurisprudencia deja claro que el Estado español va muy por detrásdel resto de Europa en cuanto a protección de principios democráticos.

Compromís, que ha presentado en el Senado numerosas preguntas referidas a los costes de la participación de militares en actos religiosos, sobre las medallas a cofradías religiosas y cruces de plata a vírgenes por su colaboración con la Guardia Civil o la moción que reclama la desaparición de cualquier religión de las aulas, ha reclamado hoy “avanzar hacia un estado laico”, ya que “no se sostienen los privilegios de las religiones por sus acuerdos con el Estado, algo que no debería formar parte de ninguna estructura del Estado, ni económica, ni en su sector educativo cuando se debería garantizar la neutralidad del mismo”, ha agregado Mulet.

Los senadores se han reunido con Raquel Ortiz, Eugenio Piñeiro y Jorge Negro, representantes de València Laica a quienes han ofrecido su colaboración para dar a conocer mociones para promocionar el laicismo en la administración, modificar normativa como la LOMCE del PP, por los problemas de horario que está suponiendo la religión en las aulas y para progresaren la neutralidad, evitando las interferencias de cualquier religión.

La coalición comparte la necesidad de primar la libertad de expresión frente al reconocimiento de una posible ofensa a los sentimientos religiosos por parte de Willy Toledo. “El hecho de que hayan abierto instrucción en este caso es sintomático del retroceso que el Estado español ha vivido desde que el Partido Popular entrase al poder, algo que debe corregirse”, ha concluido Mulet.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...