«Como republicano, por el estado federal y laico, por imperativo legal: sí prometo»

Los representantes de León en Común, Victoria Rodríguez y Santiago Ordóñez, añaden una coletilla al tomar posesión de su cargo de concejales

Fue un pleno de constitución de una nueva corporación nada habitual. No sólo hubo trajes de chaqueta, corbatas, vestidos y zapatos de tacón. También bambas y camisetas. Y juramentos y promesas para todos los gustos. Mientras los concejales del PP tomaron posesión con la fórmula de «juro», con la mano derceha sobre un ejemplar de la Constitución y el crucifijo en primer plano, los concejales del PSOE optaron por el «prometo» sin cruz excepto José Antonio Diez, el líder socialista, que pertenece a una familia católica practicante. También uso el crucifijo el concejal del PSOE Luis Miguel García Copete, que además juró en vez prometer, la fórmula habitual elegida por los socialistas.

Más larga fue la fórmula elegida por los concejales de León en Común, Victoria Rodríguez y Santiago Ordóñez, que prometieron su cargo por la República, vestidos con camisetas en apoyo a Everest (morada)  y a la sanidad pública (verde), rechazaron la cruz que presidía la mesa de edad, la banda, la medalla y la insignia de concejal, y puntualizaron que tomaban posesión «como partidarios de un Estado laico».

«Por mi conciencia y honor, como republicano partidario del estado federal y laico, por el proceso constituyente, la defensa de los servicios públicos, el ayuntamiento y el municipalismo, por exigencia de la ley, sí prometo», dijo Santiago Ordóñez con la mano sobre la Constitución. Una fórmula casi idéntica usó Victoria Rodríguez, que añadió la coletilla «por imperativo legal».

Óscar Fuentes y María Hernández, los dos concejales de León Despierta, la marca de Podemos, ésta última primer miembro de origen gitano en una Corporación municipal en León, prometieron en vez de jurar y lo hicieron en nombre de la Constitución «hasta que los ciudadanos decidan cambiarla». Acudieron al acto de toma de posesión vestidos de manera informal. Corren nuevos tiempos en la corporación más plural de la historia del Ayuntamiento de León.

Hubo aplausos para todos excepto para los dos concejales de León en Común, que solo recibieron los de los miembros de su candidatura y del colectivo Stop Desahucios, que interrumpieron la investidura del alcalde para preguntarle en voz alta: «Silván, ¿qué vas a hacer con la vivienda?».

No les respondió pero las primera palabras del nuevo alcalde fueron para los desahuciados y los leoneses afectados por la crisis.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...