Cómo han influido los católicos en la victoria de Trump: el peculiar caso de Pensilvania

Los estadounidenses han decidido dar la presidencia a Donald Trump a pesar de la abrumadora campaña mediática y del establishment que a nivel mundial apoyaba a Hillary Clinton. Y ha sido precisamente el voto de católicos y de otras denominaciones cristianas uno de los aspectos que han decantado la balanza a favor del republicano en algunos estados que han resultado clave.

Precisamente, en esas circunscripciones los delegados acabaron en el lado de Trump por pocos votos, por lo que la lucha por cada votante ha sido decisiva.

Trump ha aprovechado el sesgo anticatólico de Clinton
Donald Trump ha sabido aprovechar el sesgo anticatólico de Hillary Clinton. Los ataques de la demócrata a la libertad religiosa, los correos desvelados por Wikileaks en los que se mostraba a su equipo ridiculizando a los católicos, su abortismo radical y militante y ser heredera de un presidente que ha atacado a religiosas como las Hermanitas de los Pobres le ha costado que este martes los católicos votasen republicano.

Según las encuestas, Trump y su vicepresidente Pence se llevaron el voto católico frente a Hillary por un 52%-45%, la diferencia era aún mayor entre los católicos blancos (60-37) aunque perdía entre los católicos latinos (26-67).

El reto era llevar a los católicos a votar a Trump pese a no ser el candidato ideal y este ha sido el gran éxito de distintos grupos como Catholic Vote.

Cómo influir en el voto de los católicos
Esta organización ha centrado todos sus esfuerzos en lograr la derrota de Hillary Clinton centrando prácticamente todos sus esfuerzos en un estado: Pensilvania. Las encuestas ya avisaban que este estado resultaría clave para el resultado final y todo apuntaría a que acabaría cayendo del lado de los demócratas.

De este modo, Catholic Vote se puso manos a la obra y recaudó 500.000 dólares y el 95% del presupuesto lo invirtió en Pensilvania. Decidieron tener a tiempo completo a un coordinador que tejiese una red de católicos en el Estado llegando así a parroquias, movimientos y asociaciones. El objetivo era llegar a cada uno de los católicos de Pensilvania.

El ejemplo de la comunidad católica vietnamita
Un ejemplo de ello es el de la comunidad católica vietnamita de este estado. Un equipo de voluntarios de Catholic Vote se centró exclusivamente en este grupo y les entregó en mano más de 25.000 folletos en las parroquias a las que acuden.

Esta estrategia de personalizar y de ir voto a voto lo completaron insertando anuncios en cientos de sitios web y en redes sociales del estado. Cada persona contaba.
Y el éxito fue total. Finalmente, Pensilvania sería clave en la elección de Trump y este estado ha pasado a ser republicano con unos resultados que fueron ajustados (48,9% para Trump, 47,6% para Hillary) por lo que su estratategia ha resultado decisiva.

El objetivo, evitar el triunfo de Hillary
Esta campaña no ha sido fácil, tal y como reconocen desde Catholic Vote. “Trump no es perfecto, y lo hemos dicho” pero una presidencia de Clinton era demasiado para los católicos por lo que decidieron aunar fuerzas para ganar en el Senado y alejar a la demócrata de la Casa Blanca. “Ahora los católicos deben unirse y abrazar esta oportunidad histórica para recuperar nuestro país y la causa de la vida, la familia y la libertad”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...