Colombia será consagrada también a la Virgen María a partir de hoy

A las 12 del día, en la Catedral Primada de Bogotá y en todas las parroquias del país, se hará una misa especial en la que también se renovará la consagración del país al Sagrado Corazón de Jesús.

Colombia fue consagrada al Sagrado Corazón desde 1902 por órdenes presidenciales

La ceremonia estará presidida por el cardenal Pedro Rubiano, arzobispo de Bogotá y máximo jerarca del catolicismo en el país, quien asegura que con este acto se busca que la presencia de la Virgen María se reafirme en el pueblo colombiano.

"La Virgen hace parte de la cultura de los colombianos, está por todos lados. Este es más que un merecido reconocimiento de la fe católica a la madre de Jesús", señaló monseñor Rubiano.

Y agregó que de ahora en adelante se le podrá pedir con más devoción (a la Virgen), que intervenga en la búsqueda de la paz y en la erradicación de la violencia y la corrupción.

Rubiano se adelantó a los críticos, que seguro le saldrán a la iniciativa de la fe católica en Colombia.

"La frase del país del Sagrado Corazón de Jesús se ha usado, en algunos casos, de manera despectiva. Pero esta, más que una frase, es el sentir de todo un pueblo", dijo.

El jerarca añadió que aunque este es un país laico, la Iglesia no lo es y que, por tanto, puede emprender acciones como la de la consagración, ahora, al Sagrado Corazón de la Virgen.

La idea surgió de un grupo católico laico llamado 'Colombia en los corazones de Jesús y María', que nació el año pasado a instancias de la visita del estadounidense John Rick Miller, quien trabaja con la Iglesia Católica en Londres dirigiendo un grupo que le ora a la Virgen para pedirle protección.

Miller, laico y casado, es reconocido en el mundo por "recibir mensajes sagrados".

Él mismo se reunió con el presidente Álvaro Uribe para hablarle sobre la necesidad que tenía el país de consagrarse a María para alcanzar la paz y la reconciliación.

"Con esta nueva consagración vendrán grandes bendiciones para el país", sostuvo John Rick Miller.

El país del Sagrado Corazón

Con el ánimo de ponerle fin a la Guerra de los Mil Días, el entonces arzobispo de Bogotá, monseñor Bernardo Herrera Restrepo, le propuso al Gobierno que consagrara a la República al Sagrado Corazón de Jesús.

El vicepresidente encargado de la época, José Manuel Marroquín, acogió la propuesta y la proclamó el 22 de junio de 1902.

También se ordenó construir una iglesia en su honor: el Voto Nacional. Y como la guerra cesó, se asumió la intersección de la imagen sagrada.

Hasta antes de la Constitución de 1991 el catolicismo era considerado la religión oficial del Estado. Y ante las críticas al respecto se estableció, desde ese año, que Colombia sería un estado laico, no confesional o de pluralismo religioso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...