Colombia: Iglesia predica en Semana Santa contra bodas y adopción homosexual

Desde los púlpitos, en las ceremonias de Semana Santa, la influyente iglesia Católica colombiana predica contra el matrimonio homosexual y la adopción de niños por esas parejas, lo que activistas consideran un abuso en un Estado laico.

"Los católicos nos oponemos a que los menores de edad puedan ser confiados en adopción a parejas conformadas por personas del mismo sexo", reza un aparte del mensaje del presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Rubén Salazar, "a los fieles católicos y ciudadanos de buena voluntad".

El mensaje empezó a ser difundido en las misas del Domingo de Ramos, que da inicio a la Semana Santa católica.

"No hay lugar a equívocos; nuestros menores tienen derecho a nacer, educarse y crecer en el seno de una familia conformada por un padre y una madre, de sexos biológicamente diferentes y complementarios", agrega el mensaje.

Ese proceder de la iglesia Católica es considerado como un "abuso" por el abogado Germán Rincón Perfetti, autor de la acción legal para la adopción por parejas del mismo sexo.

"Colombia es un Estado laico con libertad religiosa, pero esa libertad tiene límites, no es absoluta. No se puede obligar a 45 millones de colombianos a hacer lo que una iglesia quiere", dijo a la AFP.

La posición de la iglesia se difunde en momentos en que la Corte Constitucional debe decidir si otorga a una pareja de lesbianas la adopción legal de la hija de una ellas concebida por inseminación artificial.

Ese tribunal también estudia una demanda sobre el derecho de las parejas del mismo sexo a contraer matrimonio civil.

"Rechazamos una eventual decisión de la Corte Constitucional en este sentido", dice tajantemente el mensaje de los jerarcas a la feligresía católica.

"Tengo un hijo de 20 años al que desde los diez le revelé mi condición sexual. Hoy es un joven similar a los hijos de otras parejas heterosexuales amigas", aseguró a la AFP Elizabeth Castillo, coordinadora del grupo Mamás Lesbianas y una de las activistas que se manifestaron en esta Semana Santa.

Vistiendo camisetas blancas en las que se leía: "Soy homosexual, Tengo hijos, Soy católic@", una docena de hombres y mujeres homosexuales, católicos y con hijos, asistieron en silencio a la Misa de Ramos que en la Catedral de Bogotá celebró monseñor Salazar.

Este grupo de padres de familia homosexuales se sienten "descalificados" por la posición de la iglesia "que considera a los homosexuales como no aptos para criar niños", indicó Castillo.

Para Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, una organización no gubernamental defensora de los derechos de gays, bisexuales y transgeneristas, "el mensaje de la iglesia Católica es de intimidación e incitación al odio".

Sánchez dijo a la AFP que la iglesia se "aprovecha del poder de masas que tiene para difundir informaciones tergiversadas".

En Colombia, país profundamente católico, a las parejas de hecho del mismo sexo se les reconoce los mismos derechos sociales, patrimoniales y de herencia que a las uniones libres de heterosexuales.

La Semana Santa también ha sido ocasión para adelentar una campaña en contra del aborto por parte del presidente del partido Conservador, José Darío Salazar, quien realiza una gira por el país recolectando firmas a las puertas de las iglesias en busca de prohibirlo totalmente.

Salazar propone una reforma constitucional para que el derecho a la vida plasmado en la Constitución quede como un "derecho inviolable desde la concepción hasta la muerte natural" y se descarten así los casos en que está permitido el aborto: cuando haya malformación del feto, riesgo para la vida de la madre o el embarazo sea producto de una violación.

En Colombia, los católicos se estiman entre 75% y 80% de la población.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...