Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Colectivos feministas celebran la despenalización del aborto en Colombia como “un triunfo de las mujeres”

Tras la decisión de la Corte Suprema, ninguna mujer o adolescente podrá volver a ser juzgada en el país por interrumpir su embarazo dentro de los primeros seis meses.

Con gritos, lágrimas, pancartas, megáfono en mano y pañuelos, muchos pañuelos verdes en alto como símbolo del cambio que se está produciendo en América Latina. Así celebraron el lunes miles de mujeres en Colombia la decisión de la Corte Suprema de despenalizar el aborto hasta la semana 24 de gestación.

“Es una decisión histórica, que protege los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres de forma muy amplia. El margen de 24 semanas es muy importante en un país como Colombia, donde las mujeres que viven en zonas rurales y en condiciones de vulnerabilidad tienen muchas dificultades para acceder al sistema de salud, por eso hoy celebramos la decisión de la Corte Suprema. Es un triunfo para las mujeres”, explica a elDiario.es Catalina Martínez, directora regional para América Latina y el Caribe del Centro de Derechos Reproductivos.

A pesar de las diversas trabas con las que se ha topado el proceso, la despenalización ha salido adelante con cinco votos a favor y cuatro en contra en una sesión extraordinaria tras la demanda presentada en 2020 por el movimiento Causa Justa por el Aborto, formado por más de 100 organizaciones.

Se trata por tanto de “un logro del movimiento de mujeres ahora agrupado en este colectivo, pero también es un logro de la lucha que ha llevado a cabo durante décadas el movimiento feminista en Colombia”, dice María Isabel Niño, asesora jurídica y de incidencia de la Mesa por la Vida y Salud de las mujeres.

A partir de ahora ninguna mujer o adolescente podrá volver a ser juzgada en Colombia por interrumpir su embarazo dentro de los primeros seis meses, y a partir de ese momento, seguirán vigentes los tres supuestos existentes en el país.

Cómo era antes

Desde el año 2006 la interrupción del embarazo estaba permitida en Colombia, pero solo cuando existía riesgo para la vida de la madre, malformación del feto o violación. Más allá de esos casos, el aborto era un delito y las gestantes se exponían a penas de hasta cuatro años y medio de prisión.

El lunes la Corte Constitucional no solo dio luz verde a la despenalización del aborto, sino que además exigió al poder Ejecutivo y al Congreso implementar una política pública integral que garantice los derechos de las mujeres, “con el fin de eliminar barreras, de que puedan acceder a este servicio”, indica Niño. “Es un hecho relevante, teniendo en cuenta que en Colombia, desde 2008, alrededor de 400 mujeres son criminalizadas anualmente por abortar“, añade.

Aunque finalmente esas mujeres no terminen siendo condenadas con pena de prisión por abortar, “la sanción va más allá de lo penal”, dice Martínez, porque queda reflejado en sus antecedentes judiciales “y después tienen problemas para encontrar trabajo y terminan siendo estigmatizadas”.

Cabe recordar que la Corte Constitucional colombiana también decidió que el aborto seguirá siendo un delito en el Código Penal y será castigado cuando se realice fuera de esas primeras 24 semanas y de las tres causales vigentes.

“Un avance para la región”

En una región como América Latina y el Caribe, donde la interrupción del embarazo está restringida o castigada en gran parte de los países, la decisión de Colombia de despenalizar el aborto hasta la semana 24 supone, en opinión de las expertas consultadas, “un gran avance” y se une a la “marea verde” que iniciaron las mujeres en Argentina por un aborto legal, seguro y gratuito.

“Esta decisión nos pone a la vanguardia en términos de derechos reproductivos en la región”, dice Martínez, pues Colombia se convierte así en uno de los países latinoamericanos con las leyes menos restrictivas en cuanto al aborto.

Colombia es el primer país de la región que despenaliza el aborto hasta la semana 24, ya que por ejemplo en Argentina la interrupción voluntaria del embarazo está permitida en las primeras 14 semanas de gestación. En el resto de países donde también es legal esta práctica –Uruguay, Cuba, Guayana, Guayana Francesa, Puerto Rico y cuatro estados en México–, el límite son las primeras 12 semanas.

Aunque cada territorio tiene una legislación diferente, en la mayoría de los países de la región el aborto solo es legal cuando la vida de la madre está en peligro, cuando existe una malformación fetal o el embarazo es producto de una violación.

Por otro lado, algunos de los Estados más restrictivos del mundo también se encuentran en América Latina y el Caribe. En El Salvador, Honduras, Nicaragua, Haití y República Dominicana el aborto está totalmente prohibido. A las mujeres salvadoreñas se les condena por homicidio agravado a condenas de hasta 30 años de prisión, sin importar si pierden su embarazo a causa de emergencias obstétricas.

Total
38
Shares
Artículos relacionados
Total
38
Share