Colau, Carmena y el director de Open Arms visitan al papa Francisco en el Vaticano

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se dirige a los medios tras la reunión con el Papa Francisco. / TV3

Una vez más nuestras alcaldesas del «cambio» (?) acuden al Vaticano para tratar temas políticos con el papa, jefe supremo de la teocrática y patriarcal Iglesia católica, mezclando política y religión, potenciando el valor público de las religiones. Vulneran el principio básico del laicismo, la separación del Estado y las iglesias, y tratan de hacer un uso político y electoral de lo religioso. Poca diferencia respecto a la vieja política que unía el trono y el altar. Tanto vulnera el laicismo cuando las religiones y su clero invaden la esfera pública para imponer su doctrina, como cuando los políticos utilizan las religiones y creencias para su provecho.


El Papa Francisco ha recibido este viernes en un encuentro privado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a la de Madrid, Manuela Carmena, y al director de la entidad Open Arms, Òscar Camps. Los tres están en Roma con el fin de participar este fin de semana en una reunión con alcaldes de distintas localidades italianas con los que abordaran el bloqueo de varias embarcaciones que se dedican al rescate de inmigrantes que tratan de llegar a Europa desde África y que suelen jugarse la vida, y en muchos casos dejársela, en el intento.

En las últimas semanas, por lo menos tres barcos de salvamento han quedado bloqueados en puertos. El Open Arms no puede salir del puerto de Barcelona, al Aita Mari le sucede lo mismo en Bilbao y el Sea Watch, en el puerto italiano de Catania.

La reunión de Colau, Carmen y Camps con el papa Francisco ha tenido lugar a las 18.00 en El Vaticano y la alcaldesa de Barcelona ha explicado después que en la reunión ha servido para que los cuatro participantes coincidieran en que “es momento de impulsar valores humanistas y no caer en los discursos del miedo. Eso ha centrado nuestra conversación. Y también el hecho de que las políticas de no dejar que los barcos de rescate puedan salvar vidas es un desastre que vulnera derechos fundamentales”.

Colau ha agregado que el objetivo es “no negar el valor de la vida humana”, y afirmado que no hay que olvidar que eso es lo que sucedió cuando el nazismo vivió su auge. Según la alcaldesa, el Papa ha valorado el papel de las ciudades en la acogida, ha mostrado interés en las políticas que Barcelona y Madrid hacían al respecto.

Colau señaló que: “Hay que defender un proyecto europeo y democrático. El discurso del miedo, de demonizar a las personas que huyen del horror que hay en Libia nos lleva solo a generar más dolor y más horror. Y eso en Europa ya lo conocemos. Y eso lo hemos hablado con el Papa, que está muy preocupado con la ultraderecha que crece, con los discursos del odio…».

“Hemos tenido una enorme oportunidad”, ha dicho Carmena sobre la reunión con el Papa. “Ha sido una reunión muy estimulante. Hemos podido compartir la satisfacción que supone para una ciudad abrirse. Le he contado que hay barrios en Madrid que responden con satisfacción cuando pueden apoyar a personas que huyen de sus países. De alguna manera, salvar vidas”.

La alcaldesa madrileña relató al Papa cómo Madrid tiene una “política clarísima” centrada en la emergencia social y que parte del principio de que nadie duerma en la calle. En su opinión, las ciudades tienen suficientes recursos para hacer que nadie quede a la intemperie. “Y si nadie duerme en la calle, un inmigrante tampoco. Cuando tengamos más recursos los utilizaremos”, agregó.

Según Carmena, el Papa habló en la reunión de la conveniencia de “humanizar la política”. “No se puede vivir la depreciación, la desconsideración que la propia política se está haciendo a sí misma. Hay que recordar que la política es humanista. Estoy de acuerdo, y le he sugerido a Francisco que se puede convocar a políticos de todas las ideologías para hacer de la política algo esencial para mejorar la situación de todos los seres humanos”.

Las alcaldesas y Camps se encuentran en Roma para participar mañana en una reunión con otros alcaldes italianos y miembros de ONG´s con el objetivo de abordar la crisis de los refugiados en el Mediterráneo. En la cumbre que empieza este sábado, además de Colau y Carmena participarán, entre otros, los alcaldes de Milán, Nápoles, Boloña, Siracusa, Latina y Palermo.

________

Con información de El Periódico y El Confidencial Digital

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...