Cofradías y párrocos de Alfafar asumen que la Virgen se traslade desde la guardería a la iglesia

Una entidad religiosa pidió una reunión para exigir la permanencia de la imagen en el centro, aunque más tarde decidió anularla

Los vecinos de Alfafar se despertaron ayer con una pregunta: ¿está bien que la Virgen de la Inmaculada permanezca en la guardería municipal o es mejor trasladarla a la iglesia? Según adelantó Levante-EMV, el ayuntamiento de la localidad ha incoado un expediente para retirar la imagen del edificio público a petición de un grupo de padres, quienes consideraron que si el Estado es laico y la educación también, «sobran los elementos religiosos en las escuelas públicas».

En cuestión de opiniones, los vecinos muestran total diversidad. Los hay que consideran que si la imagen ha estado siempre en ese emplazamiento«¿para qué quitarla si no hace daño a nadie?», aunque hay otro sector de la población que estima que si los padres deciden que la Virgen debe retirarse del colegio «porque estamos en un Estado laico, pues que se retire con total normalidad». Incluso hay gente a la que le da igual que esté el símbolo religioso como que lo trasladen a la iglesia porque «hay cosas más importantes en la vida».

Curiosamente, una de las personas que no ha querido hacer declaraciones es el párroco de la iglesia Nuestra Señora del Don, quien no ha querido siquiera señalar en qué lugar van a ubicar la imagen cuando llegue el momento del traslado. Fuentes cercanas a esta parroquia aseveraron que los sacerdotes locales han asumido esta decisión de trasladar a la Virgen y darán cobijo en la iglesia a la imagen de la polémica. Los que sí han reaccionado rápidamente son los miembros de la cofradía de la Virgen del Don, Su presidenta, Herminia Segura, pidió una reunión con la técnica de Educación y con miembros del gobierno local para solicitar que la imagen se quede en la guardería, aunque sea pública, encuentro que finalmente se suspendió.

«De toda la vida la Virgen ha estado en ese lugar y nadie se ha quejado», afirmó, al tiempo que añadió que a lo mejor el año que viene los padres que lleven a sus hijos a la escuela infantil sí quieran que la imagen esté en el pasillo del edificio escolar. Según ha podido saber este diario, el PP de Alfafar estuvo ayer animando a varias agrupaciones religiosas de la localidad para que criticaran la postura de los padres.

Las mismas fuentes afirmaron que los populares pretendían utilizar el traslado de la Virgen a la iglesia como arma política en contra del gobierno local (PSPV), a pesar de que el PP finalmente no se pronunció. Por el momento, el plazo de alegaciones y reclamaciones continúa abierto, ya que el ayuntamiento publicó en un edicto la incoación del expediente de traslado de la imagen con ese objetivo. Hace dos años, un grupo de padres decidió pedir al ayuntamiento que se retirase la estatua, al tratarse de un centro público.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...