CNT-AIT: «¡Peligro, que viene el Papa!»

La Federación Local de Sindicatos de Madrid expone su rechazo ante la visita del Papa a España

La visita de Joseph Ratzinger a nuestro país el próximo agosto para la Jornada Mundial de la Juventud ha suscitado numerosas críticas por parte de diferentes colectivos, entre ellas CNT.

Desde la Federación Local de Madrid muestran su desacuerdo con esta visita por diferentes razones. Para ello han creado el portal peligroquevieneelpapa.wordpress.com, desde el cual se difunde tanto información como acciones en relación al hecho acaecido.

En primer lugar, afirman que la vista del máximo representante de la Iglesia Católica supone un gasto desmesurado para los tiempos de crisis en los que vivimos. Además, los 50 millones de euros en los que se ha tasado el gasto que deberá hacer el Estado con respecto a la Jornada, proviene en gran parte de dinero público, es por lo tanto un gasto no consultado con la ciudadanía. Entre otras cosas el presupuesto para “seguridad, la limpieza, la cesión gratuita del Paseo de Recoletos, la plaza de Cibeles, la sede del ayuntamiento, el aeródromo de Cuatro Vientos, el Palacio de Congresos o el Palacio de los Deportes; descuentos especiales en los transportes públicos para los asistentes; o la elaboración de un programa específico para los Veranos de la Villa es pagado por todos los madrileños.

Sin olvidar que esta cesión gratuita de centros educativos para los viajantes supone que el personal de estos centros, (conserjes, limpieza, etc.) tengan que continuar en sus puestos de trabajo en tales fechas. Así como la inversión de grandes empresas en el presupuesto les repercutirá amplios beneficios fiscales.

Por otra parte, recuerdan que la Iglesia Católica como institución tiene tras de sí un amplio historial criminal. Pues desde su creación hasta nuestros días han perpetrado miles de crímenes contra la humanidad. Así lo recoge el historiador Karlheinz Deschner en obras como Historia criminal del Cristianismo o El anticatecismo: doscientas razones en contra de la Iglesia y a favor del Mundo.

También se recuerda que la religión en sí no es más que una forma de control de la sociedad, como dijo Napoleón: “La religión es un excelente material para mantener quieta a la gente normal”.

En relación a esta idea, afirman que en todas las religiones se encuentran algunas virtudes comunes, entre ellas la de la sumisión, o la de la fe, por la cual se opone a la racionalidad, ayudando así a crear una “verdad absoluta e inamovible que es el dogma iluminado por el cual se ataca todo lo que pueda cuestionarlo. Debido a que la fe supone un sometimiento de la experiencia, de la razón, del conocimiento… se puede llegar a justificar cualquier acción como así lo demuestra la historia de la humanidad”.

Concluye con la cita «La religión dejará de ser necesaria cuando el hombre sea lo suficientemente inteligente como para gobernarse a sí mismo.»

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...