Clericalismo “castuzo” en el Ayuntamiento de Cádiz

Ante la participación de varios representantes públicos del Ayuntamiento de Cádiz en un culto religioso, ingreso «de honor» en una cofradía y las declaraciones del Sr. Alcalde que a continuación se detallan:

«firme voluntad de ser Alcalde de todos los gaditanos»…

…»el Nazareno es Cádiz, simboliza Cádiz, representa a Cádiz. Es uno de los grandes representantes de la cultura gaditana y, en ese sentido, yo creo que el Alcalde de Cádiz debe cumplir con esta tradición».

Cádiz Laica, delegación provincial de Europa Laica, manifiesta:

Confiábamos que el Alcalde de Cádiz, supuestamente progresista, no abusaria gravemente de la aconfesionalidad/neutralidad de las instituciones públicas que impone el art. 16 de la Constitución Española; ni ignoraría el acuerdo de gobierno municipal que incluye textualmente: “Laicidad y aconfesionalidad de la gestión del Ayuntamiento.”

Aburre que se utilice «la tradición» como argumento… especialmente cuando esta «tradición» proviene de imposiciones político-eclesiásticas (nacionalcatolicismo). Tradición era la esclavitud, que los profesores fumasen impartiendo clase o ser tolerantes a la violencia machista. Esperábamos que estas actitudes tradicionales… castuzas, se convirtieran en un triste recuerdo del pasado.

Decir, alegremente, que un icono religioso simboliza y representa a toda la ciudadanía no sabemos si tildarlo de ignorancia o considerarlo demagogia oportunista, que abochorna a gran cantidad de gaditanos. Para ser alcalde «de todos» es imperativo respetar escrupulosamente la separación Iglesia-Estado, sin someter el poder civil a los requerimientos, adoctrinadores, de lobbies confesionales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...