Clausurada una crucifixión en un centro comercial que hizo llorar a los niños

Un grupo cristiano de Sídney había organizado la representación y estudia cambiar algunos aspectos para poder repetir el año que viene

La Policía australiana ha tenido que desmantelar una representación de la crucifixión de Jesucristo dentro de un centro comercial cuyo realismo afectó al público hasta tal punto que muchos niños acabaron llorando al ver al intérprete de Jesucristo sufrir en lo alto de la cruz.

El grupo cristiano local Heaven on Earth (Cielo en la Tierra) organizó el sábado la obra como parte de sus actos de celebración de la Semana Santa en la ciudad de Geelong al sureste de Melburne, según la agencia AAP. Sin embargo, los más pequeños se asustaron cuando vieron a uno de los actores clavado a la cruz y cubierto de sangre falsa.

"Los niños estaban muy tristes y lloraban (…) La clausura de la representación no es por su carácter religioso, sino por las quejas de la población", indicó un comunicado de la Policía del estado de Victoria.

Un grupo cristiano, autor de la representación

Esta opinión no fue compartida por Sarah Kenneally, pastora de Heaven on Earth y quien defendió el derecho de su organización a representar la crucifixión de Jesucristo en un lugar público.

"Cuando la Policía llegó para desmantelar la obra, había ocho niños y ninguno parecía asustado. Es triste que un grupo cristiano no pueda expresar lo que realmente significa la Pascua durante una hora, ni que quisiéramos apoderarnos de la ciudad o decirle a la gente que íbamos a ir al infierno", declaró Kenneally.

Heaven on Earth sopesa ahora eliminar la sangre o modificar algún detalle para no tener problemas el próximo año.

En julio de 2008, unos 150.000 peregrinos católicos vieron en el puerto de Sídney a un actor simular una crucifixión durante los actos de la Jornada Mundial de la Juventud con presencia del Papa Benedicto XVI.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...